FORMACIÓN DE GOBIERNO

Podemos presiona a Sánchez con una consulta interna

Iglesias pregunta a su militancia si prefiere un gobierno monocolor o mantener su exigencia de ministerios

Teresa Rodríguez se desmarca y tilda el sondeo de “insulto a la inteligencia”

09.02.2020 | 09:05
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante un mitin de campaña.

Iglesias pregunta a su militancia si prefiere un gobierno monocolor o mantener su exigencia de ministerios

GASTEIZ. Podemos adelantó ayer la consulta prevista a sus bases sobre la postura de la formación morada en la sesión de investidura para la que apenas queda una semana, un movimiento que elevará la presión sobre Pedro Sánchez si, como es de prever, los inscritos respaldan una vez más a Pablo Iglesias -ya ocurrió cuando puso su cargo a disposición del partido por la compra de su chalé- y apuestan por el gobierno de coalición y no por el de cooperación que ofrecen los socialistas.

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, compareció ayer para anunciar que la consulta ya está en marcha y que los inscritos podrán votar hasta el próximo jueves 18. De este modo, la dirección del partido tendría todo un fin de semana para analizar los resultados y presentarse ante sus socios de las confluencias con una posición concreta y definitiva de cara al debate que arranca el siguiente lunes, 22 de julio.

Al margen de los "rumores" que Vera achaca a los socialistas, Podemos dará dos opciones a sus bases basadas en las dos únicas "posibilidades reales" que hay sobre la mesa para responder a la siguiente pregunta: "¿Cómo deben votar las diputadas y diputados de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura?". La primera respuesta posible avala la postura de Iglesias y afirma que "para hacer presidente a Pedro Sánchez, es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos". La segunda respalda la oferta de Sánchez. "Para hacer presidente a Sánchez (mediante el voto a favor o la abstención), basta con la propuesta del PSOE: un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático", reza textualmente.

Más allá de la consulta en sí y de las dos opciones que da, que efectivamente son las que hay sobre la mesa, lo destacable es su puesta en marcha ahora, cuando las conversaciones entre Podemos y PSOE parecen haber entrado en un punto de no retorno y los calificativos que se cruzan en los medios unos y otros empiezan a ser más que gruesos. En ese sentido, ayer Pablo Iglesias calificaba de "idiotez" la última oferta de Sánchez de incorporar al Gobierno a perfiles muy técnicos de las confluencias o de Equo. "En democracia gobierna quien se presenta a las elecciones", añadió.

Noelia Vera argumentaba que la consulta se pone en marcha ahora para que los militantes tengan tiempo de debatir su postura en los círculos y la dirección de analizar sus resultados, lo cual no significa que ya se den por concluidas las negociaciones. De hecho, Podemos tiene intención de retomarlas, con esta nueva baza sobre la mesa. "Nuestra voluntad es sentarnos en una mesa más oficial donde podamos trabajar de aquí a ese día, pero queremos escuchar también a los inscritos", advirtió Vera.

Además, exigió al PSOE que se pronuncie con la misma "claridad" que lo hacen ellos y reclamó "calma, sensatez, y honestidad" para "hacer las cosas bien, de forma seria y sin ambigüedades". Podemos ya ha hecho "grandes concesiones", dijo Vera, como por ejemplo la oferta de rebajar su exigencia de entrar en el Gobierno si Sánchez no es investido en las sesiones de julio. Según afirmó, el PSOE ni siquiera respondió a esta propuesta.

Rodríguez no participará

La estrategia adoptada por Iglesias, por otra parte, no es compartida por la responsable en Andalucía de Podemos y miembro de la corriente anticapitalista, Teresa Rodríguez, quien señaló en Twitter que no va a votar en el sondeo. "La pregunta tal y como está planteada es abiertamente tendenciosa, un verdadero insulto a la inteligencia", sostiene Rodríguez, también incómoda con el fondo. "Importa el para qué, si no hay derogación de las reformas laborales, de la Ley mordaza, del 135, de la Lomce, si no hay lucha contra el cambio climático, solo servirá para regalarle nuestros logros y asumir las contradicciones del PSOE", denunció.

noticias de deia