durangaldea

El PNV recupera Abadiño tres legislaturas después

Mikel Garaizabal será el alcalde gracias al respaldo de los independientes

09.02.2020 | 06:14
El jeltzale Mikel Garaizabal se proclamó ayer en alcalde de Abadiño.

Mikel Garaizabal será el alcalde gracias al respaldo de los independientes



Abadiño - El PNV logró en la jornada de ayer recuperar la Alcaldía de Abadiño doce años después de perderla. Tras tres legislaturas en la oposición, el jeltzale Mikel Garaizabal será el encargado de liderar el Ayuntamiento abadiñarra gracias al respaldo de los Independientes, formación con la que han gobernado la última legislatura.

En lo que a los resultados se refiere, EH Bildu había sido la lista más votada (1.603 votos) logrando 5 representantes, seguido del PNV (1.205 votos) con cuatro ediles, mismo número que los Independientes (1.193). A pesar de que coalición abertzale había sido la fuerza más votada en las elecciones municipales, el apoyo de los cinco ediles a su candidato Mikel Urrutia no fue suficiente para hacerse con la Alcaldía. Y es que los jeltzales y el Grupo Independiente unieron fuerzas logrando ocho apoyos por Garaizabal, lo que les permitirá gobernar los próximos cuatro años. Una vez realizadas las votaciones fue José Luis Navarro, alcalde durante las últimas cuatro legislaturas, el encargado de pasar la makila al jeltzale Mikel Garaizabal que agradeció el apoyo y la confianza depositada en él por sus compañeros jeltzales y los independientes. También tuvo palabras para EH Bildu dejando claro que "mi mano va a estar tendida para trabajar conjuntamente por Abadiño. Seguro que estaremos de acuerdo en muchos proyectos", aseguró el primer edil.

Repasando todo lo que vendrá Garaizabal citó algunos proyectos ya encaminados, como el cambio de titularidad del tramo de la BI-3336 que permitirá transformar en travesía la carretera que atraviesa la localidad a su paso por Zelaieta y Muntsaratz, la reurbanización del barrio Zelaieta o el puente existente en la zona del polígono industrial Trañapadura, a la altura de la empresa Pierburg, con el objetivo de crear uno nuevo que dará salida al transporte pesado hacia la N-634, y la calle Erezena dejará de soportar esta carga. "Tenemos nuevas iniciativas y nuevos proyectos que conjuntamente entre todos y todas seguro que vamos a sacar hacia delante", apuntó ambicioso el recién elegido alcalde.

En su breve pero completo discurso, Garaizabal también quiso recordar que "todos los que estamos aquí amamos Abadiño y tenemos que seguir amándolo trabajando por ello. Por mi parte voy a dar lo mejor de mí por y para Abadiño", fue su declaración de intenciones.

Abandono del pleno Durante la investidura celebrada en la jornada de ayer, el salón de plenos abadiñarra se quedó pequeño ante la presencia de numeroso público. Al comienzo, cuando se recordaron los resultados obtenidos por las distintas formaciones en las elecciones del pasado 26 de mayo y el número de concejales que tendrá cada uno esta legislatura, el silencio se vio roto por simpatizantes de EH Bildu que rompieron a aplaudir efusivamente.

Minutos después, momento en el que José Luis Navarro cedió la makila a Mikel Garaizabal, allegados de la coalición abertzale, mayoría en el salón de plenos, decidieron abandonar la sala municipal y no presenciar la toma de posesión del jeltzale y sus primeras palabras como alcalde.