primer aniversario

EH Bildu renueva su compromiso con la Declaración de Arnaga y con la construcción de la paz y la convivencia

 Lamentan que los estados "no han realizado el viraje que este  contexto exige, y no han enfrentado la responsabilidad que tienen"

09.02.2020 | 02:13
El coordinador general de la coalición EH Bildu, Arnaldo Otegi (3i), y la líder de EH Bai, Anita Lopepe (2i), posan junto a otros miembros de estas formaciones

 Lamentan que los estados "no han realizado el viraje que este  contexto exige"

DONOSTIA. EH Bai y EH Bildu han renovado su compromiso con el "nuevo tiempo"  que se abrió con la "esperanzadora" declaración de Arnaga, que se dio  a conocer el 4 de mayo de 2018 en Kanbo (Francia) y que supuso el fin  de ETA como organización, y han ratificado su "responsabilidad para  la construcción de la paz y la convivencia democrática". En esa  línea, han lamentado que los estados "no han realizado el viraje que  este contexto exige, y no han enfrentado la responsabilidad que  tienen de enfrentar la paz".

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la dirigente  de EH Bai, Anita Lopepe, han dado lectura este sábado en el Palacio  Miramar de Donostia, acompañados de representantes de ambas  formaciones como Maddalen Iriarte, Arkaitz Rodríguez, Pello Urizar,  Julen Arzuaga, Xabier Larralde o Adolfo Araiz, a un manifiesto  conjunto con motivo de la citada Declaración de Arnaga.

En el texto, ambas formaciones recuerdan que fue "un hito  histórico en un largo proceso lleno de dificultades y obstáculos", ya  que "no todos los agentes realizaron la aportación y mantuvieron la  posición constructiva que se esperaba de ellos ante el esfuerzo  colectivo de poner fin al último conflicto armado que se vivía en  Europa".

Tras recordar que los estados español y francés "no hicieron sino  poner todo tipo de dificultades", destacan que fueron la "sociedad  civil de Euskal Herria, así como una pluralidad de actores políticos"  los que "se situaron en el carril del proceso de paz y gracias a ello  se ha podido llevar a buen término".

Asimismo, apuntan que ETA, por su parte, "respondió de manera  positiva a los compromisos presentados por la comunidad  internacional, anunciando el fin de la actividad armada en un primer  momento y, posteriormente, llevando a término su desarme ordenado y  verificable con la participación de la sociedad civil".

VÍCTIMAS
Otegi y Lopepe han señalado, asimismo, que ETA, además de  manifestar su final como organización, ofreció una declaración de  "reconocimiento del daño y sufrimiento causado, además de palabras de  respeto para todas sus víctimas". "La declaración de Arnaga remarcó  la importancia de ese momento: es un momento histórico para toda  Europa, ya que marca el fin del último grupo armado en el  continente", han insistido.

EH Bai y EH Bildu han lamentado que, transcurrido un año, "todavía  quedan importantes cuestiones por resolver", como es la  "problemática" de los presos, exiliados y deportados, al tiempo que  ha puesto en valor los "pasos decididos" para facilitar la resolución  de sus situaciones dados por estos colectivos.

En ese sentido, han criticado que el Estado español "ha decidido  mantener la dispersión y el alejamiento, prolongar la situación de  presos enfermos, negar arbitraria y sistemáticamente la progresión de  grado, mantener la legislación de excepción, así como el doble  cómputo de la pena" y que "algunos pasos aislados e insuficientes han  sido toda su respuesta". En cuanto al Estado francés, han apuntado  que ha llevado a la práctica el acercamiento "si bien no de forma  definitiva".

"Los estados no han realizado el viraje que este contexto exige,  no han enfrentado la responsabilidad que tienen en enfrentar la paz.  Se han encastillado en actitudes del pasado, incluidas las que  prolongan el sufrimiento y castigo añadido a familiares de  represaliados", han denunciado, al tiempo que han considerado que  queda "un largo camino hasta traer a casa todos los presos y  exiliados políticos".

Respecto a la gestión del pasado, Otegi y Lopepe han destacado que  todos los agentes tenían "un primer quehacer con respecto al  reconocimiento de todas las víctimas" pero, sin embargo, "en vez de  asumir el compromiso con la verdad, justicia y reparación, algunos  han preferido bregarse en la batalla por el relato".

"NARRATIVA PARCIAL"
"En ello han puesto todas sus fuerzas y a ello han limitado toda  su iniciativa. Siempre con la voluntad de imponer a los demás un  relato único, una narrativa parcial y que, además, margina a  víctimas. Al fin y a la postre, se ha querido sacar rendimiento  político al sufrimiento padecido por la imposición de un relato de  parte", han censurado.

EH Bai y EH Bildu han subrayado que a la sociedad vasca "le asiste  el derecho a conocer toda la verdad" y se han mostrado convencidos de  que "satisfacer esta necesidad no hace sino favorecer a la  construcción de la paz". De este modo, han propuesto gestionar la  pluralidad de la sociedad vasca "con responsabilidad, respeto y,  entre todos, completar el mosaico de las memorias plurales".

Otegi y Lopepe han manifestado de nuevo su "consideración a todas  las víctimas, respeto a todos los sufrimientos", mostrando su  "proximidad" a todos ellos, al tiempo que han insistido en que la  actuación política de ambas formaciones abertzales tiene como  objetivos "el reconocimiento y reparación de todas las víctimas y el  trabajo por un futuro en el que nadie más sufra ningún tipo de daño  por ninguna violencia de motivación política".

En esa línea, han asegurado que seguirán "dando pasos a favor de  una convivencia democrática" y han demandado "posibilidades reales de  que todos los proyectos políticos se puedan defender y llevar a la   práctica, basándose en el principio de igualdad, libertad y adhesión  mayoritaria de la ciudadanía".

Finalmente, han expresado que ven "con preocupación la actitud que  mantienen los Estados" y han recordado que los firmantes de la  declaración de Arnaga hacían un llamamiento para conseguir una  "solución global, justa y duradera". "Nosotros reivindicamos esa  esperanza. EH Bildu y EH Bai renueva el compromiso con el nuevo  tiempo y mostramos nuestra responsabilidad y total determinación para  seguir impulsando este proceso", han concluido.