elecciones generales 2019

El PNV prioriza la defensa del autogobierno ante el riesgo de una mayoría del PSOE y C’s

Presenta un programa donde admite la dificultad del debate plurinacional y defiende una batería de medidas sociales

09.02.2020 | 00:20
El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso y cabeza de lista del PNV por Bizkaia a las próximas elecciones generales, Aitor Esteban

Un programa donde admite la dificultad del debate plurinacional y defiende una batería de medidas sociales

bilbao - El PNV aprecia un riesgo evidente de involución en materia de autogobierno tras las elecciones generales del próximo día 28, ya sea por la formación de un gobierno de la derecha, o por una alianza entre el PSOE y C's, a la que la encuesta del CIS otorga mayoría absoluta. El partido jeltzale se refirió otra vez ayer a esa mayoría PSOE-C's como una posibilidad real que le espanta, no solo por el discurso de Albert Rivera contra la autonomía fiscal vasca, sino por las pulsiones centralistas en sectores importantes del socialismo, que se ha olvidado del modelo plurinacional en esta precampaña. Este horizonte de "nubarrones", tal y como lo describió ayer el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, obliga a los jeltzales a asumir una posición de resistencia en defensa del autogobierno, con un programa electoral que se presentó ayer en Sabin Etxea y que plantea una posición de dique de contención para proteger el Estatuto de Gernika y el Concierto Económico.

El debate en profundidad sobre el modelo plurinacional lo ve ahora mismo como un deseo más que como "una realidad esperable", aunque seguirá intentando abordar esa discusión. El PNV aspira a tener una presencia relevante para influir, poner pie en pared y condicionar el debate, por considerar que sus escaños son los únicos que garantizan la defensa de Euskadi en un contexto en que el autogobierno se ha convertido en un arma arrojadiza, con el PP cuestionando las transferencias y la Ertzain-tza, y C's metiendo la cuña en la educación.

Los dos ejes del programa jeltzale son la defensa y el desarrollo del autogobierno, y la agenda 2030, donde vuelve a marcar un perfil social y critica no solo las maniobras parlamentarias del PP y C's para paralizar su reforma de la Ley Mordaza y la derogación de la prisión permanente revisable, sino las "dudas y temores" del PSOE. Esteban se extendió citando las medidas sociales y las propuestas sociales, que copan casi todo el programa. En lo referido al autogobierno, constató un "riesgo de involución", y apostó por defender el marco estatutario y exigir las transferencias. Si fuera posible abordar una reflexión ambiciosa y se abriera una "ventana de oportunidad", apostó por ir ampliando el autogobierno y reconocer el carácter plurinacional del Estado. Admitió que no parece que vayan a ser tiempos propicios para esta reflexión pero, en caso de que surgiera la oportunidad, el PNV defenderá ese discurso plurinacional.

El programa, que se presentó en puertas que arranque hoy la campaña, pide una relación "bilateral", pero no ahonda en el nuevo estatus de autogobierno que, además, aún tiene que ser pactado dentro del Parlamento Vasco y cuyos contenidos no están claramente delimitados. El programa se compromete a desarrollar "una defensa férrea del Estatuto y el Amejoramiento" y del Concierto y el Convenio, apuesta por un mayor autogobierno, y por el "reconocimiento nacional de Euskadi y la bilateralidad", con un "ejercicio compartido de la soberanía". Además, pide voz en Europa. El PNV, asimismo, volverá a pedir los traspasos pendientes, y cita de manera concreta en su programa la gestión de las prisiones y el régimen económico de la Seguridad Social, la descatalogación del puerto de Pasaia como infraestructura de interés general, y la transferencia de los aeropuertos y las líneas de ferrocarril.

Esteban los citó también en su exposición ante la prensa, al igual que los compromisos con las infraestructuras para que el Tren de Alta Velocidad llegue en 2023. Sánchez se ha comprometido con un calendario de 33 traspasos y con los plazos del tren, pero es una incógnita qué mayorías y qué posicionamientos habrá tras las elecciones generales del día 28.

Preguntado por el veto expreso del socialista Sánchez al derecho de autodeterminación y la posibilidad de plantearlo en la próxima legislatura, Esteban admitió que lo ve "complicado" y que "hay que ser realista y saber en cada momento cómo moverse". "Esta legislatura va a ser complicada y va a haber un ataque al autogobierno. Primero habrá que hacer una defensa; segundo, completar el calendario de transferencias; y a partir de ahí, si se abre alguna ventana de oportunidad, ya hablaremos. Pero veo muchos nubarrones", reconoció, para añadir después que la solución tiene que venir del reconocimiento plurinacional. El PNV se reivindica como la única vía para defender Euskadi. En su batalla para presentarse como el voto útil ante la tentación de votar al socialismo para frenar a la derecha, recuerda los pactos que amarró en la pasada legislatura sobre el Cupo y las pensiones.

En materia social, el PNV propone recuperar el IPC de manera definitiva para actualizar las pensiones, reformas en el ámbito penal para evitar sentencias como la de La Manada, retirar la inviolabilidad del rey en todo aquello que no tenga que ver con sus funciones para que pueda ser juzgado por delitos comunes, abordar el debate de la eutanasia, modificar el profundidad la reforma laboral de 2012, y retomar debates promovidos por los jeltzales como la reforma de la Ley Mordaza y la normativa de secretos oficiales, y derogar la prisión permanente revisable.

La defensa del autogobierno aparece de manera transversal en el programa. Se pide que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco sea la última instancia judicial, salvo en los ámbitos de jurisdicción del Supremo; que la Ertzaintza sea "en todo caso" la Policía judicial en ámbito vasco, un marco específico de relaciones laborales, que se respete el euskera, y que la nueva ley educativa respete la singularidad de Euskadi y su derecho a elaborar y ejecutar un modelo educativo propio, con la advertencia de que el PNV se opondrá a "toda injerencia en el ámbito competencial" y todo intento de "recentralización y uniformización de la educación". En las últimas jornadas, C's ha prometido una prueba de selectividad única a nivel estatal, y una asignatura obligatoria que se llamaría Constitución española.

ESTABILIDAD Esteban, cabeza de lista por Bizkaia para el Congreso en las elecciones generales del próximo día 28, compareció ayer en Sabin Etxea con los principales candidatos del PNV para la Cámara baja y el Senado para presentar el programa. El documento recoge la vocación del PNV de proporcionar estabilidad en el Estado para dar margen así a que se alumbren "soluciones políticas y económicas", tal y como añadió ayer Esteban. El jeltzale recordó que en un ámbito de sobresalto permanente es difícil que se aborden los debates y las soluciones, un mensaje que diferencia la estrategia del PNV del proceder de sus socios catalanes del PDeCAT, que dejaron caer los Presupuestos de Sánchez y precipitaron el adelanto electoral.

En cuanto a la decisión de Sánchez de aparcar el modelo plurinacional de su programa, las voces de los barones que suspiran por un pacto con C's y la posibilidad de que el socialista se haya arrepentido de estos nueve meses apoyándose en nacionalistas catalanes y vascos, Esteban zanjó que lo que queda claro con el socialista es que "sus prioridades no pasan por Euskadi". "Por eso es necesaria nuestra presencia", dijo.

medidas sectoriales