“Con lo que nos ha hecho, parece que Bildu no es de fiar ni en el autogobierno”

08.02.2020 | 23:46

bilbao - ¿Qué ha sucedido en la comunidad autónoma con los rumores de adelanto electoral? ¿Eran un globo sonda para la oposición?

-Se ha inflado muchísimo ese globo. Lo que ha quedado claro es que el Gobierno y el lehendakari tienen una disposición a seguir adelante, pero claro, si alguien les impide todos los días hacer las cosas bien, que diga la gente quién tiene razón. La oposición se ha dado cuenta rápido de que cualquier hipótesis de adelanto electoral a quien venía peor era a la oposición. La opción del Gobierno vasco iba a salir reforzada.

Tras la dimisión del consejero Darpón, el PNV recriminó su actitud a EH Bildu, y dijo que le había avisado en privado de que aquello era una línea roja. ¿Se han roto las relaciones?

-Prácticamente, sí. Bildu se ha comportado de una manera sinvergüenza en esta legislatura. No ha hecho nada de lo que nos dijo que iba a hacer. Nosotros hemos dado los pasos que dijimos que íbamos a dar, y ella nos ha traicionado siempre. Tengo confianza -1 en cualquier dirigente de Bildu, no 0.

¿Esto en qué se traduce en la práctica?

-En que ellos, que ahora quieren ser útiles para la política española, son inútiles para la política vasca.

Me refiero a si puede tener alguna implicación en el debate del nuevo estatus.

-Nosotros no hemos hecho nada en el debate de autogobierno por contentar a Bildu. Hemos hecho lo que creemos que hay que hacer, y vamos a seguir haciéndolo. Si viene Bildu, estupendo. Si no, también. Seguiremos. A estas alturas, con las cosas que nos ha ido haciendo, lo que te da es que no es de fiar tampoco para el autogobierno. Nadie nos dice que dentro de equis meses no salga con una pata de banco como hicieron en la negociación presupuestaria o la RGI, que nos han dicho digo y luego Diego. Simplemente, confianza -1. También en autogobierno. Cada uno hará lo que cree que tiene que hacer.

¿Le pesa al PNV que EH Bildu pueda sacar pecho de su interlocución con ERC?

-Bildu es un fraude. Está realizando un fraude a sus electores. Primero: yo le apuesto ahora mismo a Arnaldo Otegi una cena a que no hay un grupo conjunto ERC-Bildu en la próxima legislatura. Lo saben, y nos están mintiendo. Segundo fraude: ellos saben lo que está defendiendo ERC, y es justo lo que aquí no nos dejan defender a nosotros. Tercero: Bildu puede votar que sí a seis decretos de Sánchez que hasta para el PNV son flojos, y medidas socialmente más potentes que les estábamos proponiendo para los Presupuestos vascos no las aprueba. En Madrid son unos fletes para salir en la foto, y en Euskadi se ponen puretas. No puede ser. Son unos caraduras y hay que desenmascararlos. Ahora quieren tener por motivos tácticos una posición que nos han criticado durante cuarenta años, diciendo que nos vendíamos por un plato de lentejas. Ellos, ni lentejas. No han conseguido nada. Han dado sus votos al PSOE gratis, por una foto y una rueda de prensa. La posición del PNV es: si el PSOE quiere nuestra implicación, que se implique con Euskadi.

¿A ERC le beneficia la alianza con Bildu?

-ERC con quien ha tenido relación es con EA. Ahora es más Bildu quien se pega como una rémora y como un parásito viendo que en Euskadi ese hueco que querría tener lo ocupamos al 100% los del PNV. Prefiere buscar la salida catalana y no la vasca. Prefiere ser cola de león catalán, en lugar de cola de león vasco.

El PSE avisa de que, si el PNV lo desaloja de Irun en las elecciones municipales, tendrá consecuencias en la estabilidad autonómica. ¿Tienen un pacto de no agresión?

-Con el PSE hemos tenido en los últimos años siempre principios como el respeto a la lista más votada. Eso está sujeto a negociación, pero siempre después de las elecciones. No pongamos la venda antes de la herida. Si surgen problemas, los gestionaremos.

En la Ponencia de Memoria han llegado a un consenso básico con Elkarrekin Podemos. ¿El planteamiento del PNV es seguir adelante con el consenso que haya o, en el caso de que no haya más adhesiones, congelarlo, como pide el PSE?

-Algunos partidos prefieren quedarse como están, y no tienen fuerza suficiente para asumir mayores compromisos por el qué diran y por qué pasará en las elecciones. Bildu no quiere decir ni mu del daño injusto causado. Luego apoyan a Sánchez, aunque desde la lógica de la izquierda abertzale histórica sea más grave apuntalar el régimen a cambio de nada. Y el PSE no quiere dar ningún paso porque el PP no está y no quiere que utilice este tema en la campaña electoral. Nadie quiere arriesgar, salvo nosotros, que queremos avanzar. Sería bueno que saliera de la ponencia un nuevo paso cualitativo. El acuerdo del suelo ético era defensivo, porque ETA existía. Ahora hay que ser propositivo, y ahí es donde les entra el vértigo.

¿El PP de la CAV ha quedado inhabilitado para gobernar en las instituciones vascas por las declaraciones de Casado contra el Estatuto y la Ertzaintza?

-El PP de la CAV ha quedado hecho unos zorros tras el proceso interno en España. No he hablado con él hace tiempo, pero entiendo que Alonso tiene que estar desolado, por eso sale tan poco. Todo lo que está pasando hace que el PP camine hacia la autodestrucción en Euskadi y la irrelevancia política. Va a sufrir revés tras revés y deberá espabilar.

¿Ve en Alonso voluntad de reconducir la política de bloqueo en la Cámara vasca?

-Ahora es imposible pedirle a la gente que haga manifestaciones de cambio. Tienen un guion y tienen que llevarlo hasta el final, aunque sea como el Titanic.

Pero el PP ha evitado coincidir con Bildu y Podemos. Le empieza a pesar la pinza...

-No creo que sea porque se esté acercando al PNV, sino porque coincidir con Bildu sería incoherente con la campaña y la crítica que le hacen a Sánchez por contar con Bildu. Lo que esperan algunos es que Casado se pegue un peñazo mayúsculo y se reabra la pugna por el liderazgo del partido en Madrid.

noticias de deia