Moncloa salva sus decretos pese al veto solitario del PP

Vuelve a apoyarse en los socios de la moción con el voto decisivo del PNV

08.02.2020 | 23:26
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ayer en la Diputación Permanente.

bilbao - Pedro Sánchez logró salvar ayer sus seis decretos, las medidas con las que pretendía dar un impulso a su perfil social en puertas de las elecciones generales del 28 de abril. Además, el PSOE pudo escenificar que ha recompuesto la mayoría de la moción de censura, porque recibió el voto de Unidos Podemos y de sus socios catalanes y vascos. La Diputación Permanente aprobó las medidas del alquiler, el aumento de los permisos de paternidad hasta las 16 semanas en 2021, el escenario en un Brexit duro, la recuperación del subsidio de desempleo para los mayores de 52 años, las contrataciones en la estiba y la inversión del superávit en autonomías y ayuntamientos.

Lo hizo entre críticas de la oposición a los contenidos y las formas de Sánchez. El PNV dio el voto decisivo para respaldar el de alquiler, que estuvo en el aire hasta el momento exacto de la votación. Al PP le pudo el deseo de castigar a Sánchez y fue el único que votó en contra de todos los decretos, incluidos el del Brexit y los permisos, aunque le pueda penalizar en puertas de las elecciones. Además, recuperó su lenguaje más duro para echar en cara al Gobierno español que se apoyara en "filoetarras", en alusión a la izquierda abertzale. La aprobación de estos decretos se saldó también con un pique de EH Bildu con el PNV para escenificar su influencia, y con un segundo foco de rivalidad con Unidos Podemos, con la vasca Pilar Garrido asegurando que ninguno de sus votos vale para nada sin la coalición morada.

Las medidas entraron en vigor con su aprobación hace días en el Boletín Oficial del Estado, pero hubieran decaído si en un mes no hubiesen logrado el aval parlamentario. Esa incertidumbre se ha conjurado ya. Además, la Diputación Permanente rechazó que se tramiten en el futuro como proyecto de ley con la opción de enmendarlos, una vía que suscitaba muchas dudas y permitía augurar una batalla en el barro en plena campaña.

C's no compartió la estrategia del veto sistemático del PP, y respaldó los decretos del Brexit, la igualdad y el superávit. Se abstuvo en el subsidio a mayores de 52 años y la estiba. Solo votó en contra del decreto del alquiler, que amplía la prórroga obligatoria del contrato de 3 a 5 años (a 7, si el arrendador es persona jurídica). PDeCAT y ERC también apoyaron los decretos, al igual que el PNV, EH Bildu, Unidos Podemos y Compromís. UPN votó a favor de las medidas del Brexit, el subsidio y los permisos. Desde el Gobierno español intervinieron los ministros Calvo, Valerio y Ábalos.

El rechazo del PP al decreto del Brexit fue muy comentado. La portavoz socialista, Adriana Lastra, lo acusó de haber roto el consenso en política exterior, y lo tildó de "antisocial". El Brexit es un asunto de Estado. El decreto recoge medidas condicionadas a que Reino Unido las aplique de manera recíproca a los españoles, y afectan a la residencia, los trabajadores y el acceso a la asistencia sanitaria.

Los jeltzales Aitor Esteban y Mikel Legarda, por su parte, criticaron las formas socialistas y que Sánchez se empeñara en llevar estos asuntos a la Diputación Permanente en plena precampaña. También vieron defectos de contenido, pero dieron su aval por "responsabilidad" y tras los gestos sobre transferencias.

las claves