candidatura de Geroa Bai al Congreso

Barkos advierte de que Nafarroa “ni se toca ni es moneda de cambio”

Geroa Bai censura que “Navarra Suma no quiere echar a Sánchez sino a Uxue”

08.02.2020 | 23:07
Uxue Barkos, presentando la candidatura de Geroa Bai, junto a Koldo Martínez, en primer término.

Geroa Bai censura que “Navarra Suma no quiere echar a Sánchez sino a Uxue”

IRUÑEA - Uxue Barkos abogó ayer por trasladar a Madrid el mensaje de que "Navarra no se toca" frente a todos aquellos "que han pretendido hacer de Nafarroa "un objeto político" y una "moneda de cambio en sus intereses estrictamente electorales". En el acto de presentación de la candidatura de Geroa Bai al Congreso, que se celebró frente al Archivo de Navarra en Iruñea, la presidenta foral mostró su preocupación por "esas apuestas que han perdido fuerza, posición y ambición en la defensa de Navarra" y que "quieren hacer una resta en la realidad política" de la Comunidad. La lista Geroa Bai estará encabezada por el actual portavoz parlamentario de la coalición Koldo Martínez, seguido por Daniel Innerarity. Amaia Arrizabalaga, Iñaki Cabasés y Virginia Alemán completan la plancha para las generales.

Ante este panorama, Barkos aseguró que Geroa Bai se presenta a las elecciones del 28-A "con la voluntad de llevar la ambición de la defensa de nuestro autogobierno" y como "la única fuerza política con su centro de decisión en Navarra". "No vamos a permitir de ninguna manera que aquellas decisiones que se tienen que tomar en esta Comunidad sean utilizadas como moneda de cambio en otros intereses", insistió. En este sentido, la presidenta navarra se felicitó de que la lista de Geroa Bai al Congreso "se componga no de necesidades electorales, de truques e intercambios, no mirando exclusivamente a los intereses electorales de una organización general en el Estado", sino por un equipo de personas que "saben trabajar en la defensa de los intereses generales de Navarra". "Para construir mayorías en el Congreso y en el Senado pero sin permitir que Navarra se toque".

Barkos aseveró que, a nivel estatal, "nos proponen una legislatura sin estabilidad política alguna" y "sin convicción política" basada "casi en un relato valleinclanesco", preguntándose "cuál es el debate que se va a llevar a cabo en las Cortes Generales, dónde queda la estabilidad y dónde la convicción política". Asimismo, precisó que "nos proponen una legislatura sin capacidad de gestión" para abordar "todo aquello que al final incide en la vida de las personas" y "dibuja el escenario en el que se van a mover las políticas".

Por ello, Geroa Bai tiene que ser capaz de "llevar una representación a Madrid con esa capacidad de gestión" que "hemos visto estos cuatro años en Navarra". Barkos censuró que, desde Nafarroa, se proponen listas electorales "sin ninguna ambición" hacia la Comunidad foral frente a los que contrapuso que "la voz que debe llegar" al Congreso debe ser la de la "defensa de nuestros fueros, del autogobierno, con capacidad de negociar de forma bilateral en Madrid".

candidatura al congreso Por su parte, Koldo Martínez destacó que Geroa Bai trabajará para que "no gobierne la derecha pero tampoco cualquier izquierda", asumiendo con "humildad, responsabilidad y firmeza" la representación de "esa mayoría social de Navarra que en 2015 votó cambio". Geroa Bai es una formación "nacida en Navarra, de Navarra y para Navarra", zanjó. Para Martínez, es el momento de "parar la ofensiva recentralizadora, negadora de derechos y antiforal que nos está planteando la derecha con el amparo del manto de UPN", formación a la que ha calificado de "caballo de Troya de las fuerzas del centralismo español" que "ha llegado a renunciar a sus siglas".

A su juicio, con la plataforma Navarra Suma "no se han unido para echar del gobierno a Pedro Sánchez, sino a Uxue Barkos" porque "siempre se han creído tocados por el dedo de Dios, de Franco, del corralito, del régimen, esa supuesta historia que solo la pueden escribir ellos". Martínez reivindicó la transferencia a Nafarroa de competencias como la de Tráfico y de I+D+i, que supondrían 12 y 22 millones de euros, respectivamente. - DEIA