exhumación del dictador

El Gobierno de Sánchez admite ya que no podrá sacar a Franco antes de echar el cierre

Enfría su exhumación antes del 28-A, aunque miembros del Ejecutivo deslizan que será un golpe de efecto electoral

08.02.2020 | 02:46
Vista del interior de la basílica del Valle de los Caídos y la tumba de Francisco Franco

Enfría su exhumación aunque miembros del Ejecutivo deslizan que será un golpe de efecto electoral

Bilbao - El Gobierno ha rebajado las expectativas sobre la posibilidad de exhumar los restos de Franco antes de las elecciones generales, aunque insiste en que cumplirá con su promesa si tiene tiempo. El Ejecutivo celebró ayer el penúltimo Consejo de Ministros antes de que Pedro Sánchez firme el decreto de convocatoria de elecciones para el 28 de abril, una reunión en la que se aprobaron medidas de relevancia a pesar del poco tiempo que queda para que concluya la legislatura. Sin embargo, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, no pudo asegurar si en este periodo el Gobierno tendrá tiempo para exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

Pero sí defendió que el Ejecutivo "ha cumplido" con el mandato del Congreso de poner todo en marcha y llegar hasta el final del procedimiento administrativo. Un proceso que ha sido más largo del previsto por "garantista", según justificó. "Ojalá las víctimas de Franco hubieran tenido las mismas garantías que la familia de Franco", apostilló Celaá. Y admitió que el tiempo que se prolongue este proceso va a depender también en última instancia de lo que decida el Tribunal Supremo si, como se prevé, la familia de Franco recurre la exhumación. Fuentes del Gobierno insistieron en que no se van a forzar los plazos para que la exhumación sea una realidad antes de las elecciones, y remarcaron que ahora todo va a depender del Supremo si hay recurso.

Otras fuentes explicaron de forma no oficial que el Gobierno quiere "tirar para adelante" con la exhumación de Franco aunque la familia recurra y realizar la operación antes de que comience la campaña electoral el próximo 12 de abril como un golpe de efecto o incluso después de las elecciones del 28-A con Pedro Sánchez como presidente interino. En el Ejecutivo hay quien está convencido de que el Tribunal Supremo no paralizará el procedimiento con la imposición de medidas cautelares porque atenderá a los informes técnicos y jurídicos aportados por el Gobierno del PSOE en defensa del cumplimento de la Ley de Memoria Histórica.

El Vaticano se echa a un lado Por otro lado, la carta que el Vaticano envió al Gobierno español sobre la exhumación de Franco también establece que la Santa Sede "no quiere intervenir" en esta cuestión, que está en manos de la Justicia, un extremo que el Gobierno español evitó difundir cuando informó de la misiva el pasado miércoles. "La controversia que ahora es objeto de un recurso ante el Tribunal Supremo es competencia del Estado español y está sometido al Derecho y a la Justicia española", se lee en la carta, que El Independiente difundió ayer íntegramente.

Varios medios han pedido al Ejecutivo la carta enviada a Carmen Calvo por el número dos del Vaticano y la respuesta de Moncloa es que no va a desvelar todo su contenido. La vicepresidencia se limitó a informar el miércoles del fragmento que asegura que "la Iglesia no se opone a la exhumación de los restos mortales del general Franco, si la Autoridad competente así lo dispone". - DEIA