Rusia mantiene su pulso con fuertes combates en el Donbás y Mariúpol

La ofensiva rusa podría entrar en una fase más impredecible, volátil y sangrienta en los próximos meses y extenderse más allá del Donbás, según los servicios de inteligencia de EEUU

11.05.2022 | 09:04
Una madre con sus hijos tras ser evacuados de Mariupol a Zaporizhia.

La ofensiva rusa, cuando se cumplen 77 días desde el inicio de la invasión, continúa centrada en la región prorrusa ucraniana del Donbás (este), la vecina región de Jersón y en el sur del país, especialmente en Mariúpol, informó este miércoles el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Las fuerzas de invasión rusas llevan a cabo operaciones ofensivas en la zona operativa oriental para establecer el control total sobre el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk, además de Jersón, y para mantener el corredor terrestre entre estos territorios y la Crimea ocupada.

Otros puntos calientes 

En Donetsk, el grupo de tropas de ocupación centra sus esfuerzos principales en continuar la ofensiva para tomar el control total de la ciudad de Rubizhne y capturar los asentamientos de Limán y Sievierodonetsk.

En la ciudad costera de Mariupol, en el mar de Azov, los rusos están bloqueando las unidades de Ucrania que resisten en el área de la acería de Azovstal, formadas por varios centenares de soldados, la mayoría de ellos vinculados al regimiento de Azov.

Con el apoyo de la artillería y el fuego de los tanques, continúan sus operaciones de asalto, infligiendo también ataques con misiles y bombardeos a esas instalaciones, según el Ejército ucraniano. El ejército ruso también continúa con su ofensiva en la zona de Mykolaiv, al este de la ciudad portuaria de Odesa, que este martes sufrió varios ataques con misiles.

Mientras, en la región de Transnistria de la República de Moldavia la situación continúa siendo tensa, según el Estado Mayor ucraniano, que asegura que la unidades allí desplegadas por el ejército ruso permanecen en plena preparación para el combate.

Uso de misiles hipersónicos en Odesa

Estados Unidos ha descartado, por el momento, el uso por parte de las Fuerzas Armadas rusas de misiles hipersónicos en la ciudad ucraniana de Odesa, a orillas del Mar Negro, que en los últimos días ha sufrido ataques constantes por la parte rusa.



"No hay indicios de que hayamos visto que se han utilizado hipersónicos en Odesa. Ciertamente nada que podamos confirmar. Los hemos visto usar hipersónicos en el pasado para golpear edificios, pero no hay nada que indique que se usaron en Odesa", ha explicado en rueda de prensa un alto funcionario de Defensa estadounidense.

Asimismo, ha descrito que Odesa "está sólidamente bajo control ucraniano" y que ha habido ataques de largo alcance sobre esta ciudad, pero "sin una indicación clara" de sus objetivos o de qué impacto puedan producir. "Puede ser que estos ataques aéreos sean parte de este esfuerzo por limitar económicamente la capacidad de Odesa. Pero, francamente, desde un entorno marítimo, ya lo han hecho", ha agregado en rueda de prensa.

Finalmente, el alto funcionario de Defensa ha coincidido con las opiniones vertidas por la directora de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Avril Haines, que cree que es probable que Moscú aspire a conectar la región ucraniana del Donbás con Transnistria, en el este de Moldavia.

La guerra podría volverse más impredecible y sangrienta

La guerra en Ucrania podría entrar en una f ase más impredecible, volátil y sangrienta en los próximos meses y podría extenderse más allá de lo que parece ahora la intención por parte de los rusos de controlar sólo el Donbás, en el este ucraniano, según la directora de Inteligencia Nacional de EEUU, Avril Haines.

"La naturaleza incierta de la batalla, que se está convirtiendo en una guerra de desgaste, combinada con la realidad de que Putin se enfrenta a un desajuste entre sus ambiciones y las capacidades militares convencionales actuales de Rusia, probablemente signifique que en los próximos meses podríamos avanzar en una dirección más impredecible y una mayor escalada de la violencia", aseguró Haines, según publicó la revista Político.



Una guerra más allá del Donbás 

Agregó que Putin podría buscar "medios más drásticos" en el frente interno y en el extranjero para lograr sus objetivos, incluida la imposición de la ley marcial, el cambio de la producción industrial para sostener el esfuerzo de la guerra y "acciones militares de mayor envergadura".

A pesar de que Rusia parece haber cambiado su estrategia y se ha centrado en controlar el Donbás, donde las tropas ucranianas han pasado años luchando contra los separatistas respaldados por Rusia, Haines cree que Putin tiene la intención de expandir la guerra más allá de esa región, que es el corazón industrial del país.

La jefa de la inteligencia estadounidense subrayó que Moscú busca crear un puente terrestre desde la ocupada península de Crimea a Transnistria, en la vecina Moldavia, pero no puede hacerlo sin una mayor movilización militar. "Incluso si tienen éxito, no estamos seguros de que la lucha en el Donbás termine efectivamente con la guerra", dijo.

noticias de deia