Fauci avisa de que la normalidad podría no recuperarse hasta 2022

El epidemiólogo critica la política errática de Trump durante la pandemia

29.10.2020 | 07:51
El principal responsable de la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci

El principal responsable de la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci, ha advertido de que la "apariencia de normalidad" tras la pandemia de covid-19 podría no llegar hasta 2022.

El epidemiólogo ha reconocido que es "muy posible" que se logre una vacuna contra elcovid-19 "en los próximos meses, aunque ha mostrado cautela al referirse a la vuelta a la vida de antes de la pandemia, incluso con el tratamiento listo.

"Si tenemos una campaña de vacunación, y para el segundo o el tercer trimestre de 2021 hemos vacunado a una proporción sustancial de la población, creo que será fácilmente para el final de 2021, o quizá al año siguiente, cuando tengamos apariencia de normalidad", ha señalado.

Asimismo, Fauci, que ha participado en un evento de la revista 'JAMA', se ha referido al resurgimiento de los nuevos contagios de coronavirus en el país, señalando que Estados Unidos "no está en buen lugar", según ha informado la CNN. "Ahora estamos promediando unos 70.000 (contagios al día)", ha lamentado. "Esa es una mala posición para estar", ha remachado.

Fauci aseguró la semana pasada que la nación norteamericana no está inmersa en una segunda ola de contagios de coronavirus "porque la primera ola no terminó".

Más de la mitad de los estados estadounidenses, entre los que figuran Alaska, Illinois, Colorado, Míchigan o Utah, han confirmado sus récords de nuevos casos diarios a lo largo de octubre, según los datos ofrecidos por la Universidad Johns Hopkins.

Hasta ahora, Estados Unidos ha confirmado más de 8,7 millones de contagios, incluidas más de 227.000 víctimas mortales a causa de la enfermedad. Los estados más golpeados son California, Texas y Florida, que cuentan con casi 917.000 casos, más de 906.000 y más de 790.000, respectivamente.

POLÍTICA ERRÁTICA DE EE.UU FRENTE AL COVID


Fauci, criticó la política errática del gobierno del presidente Donald Trump frente al covid-19, y lamentó que no se usen mascarillas faciales por motivaciones políticas.
 
El epidemiólogo alabó el miércoles la gestión de Australia y Nueva Zelanda contra la pandemia al admitir que no puede decir lo mismo de su país.
 
"Los números hablan por si solos", lamentó al referirse a las casi 9 millones de infecciones y más de 228.000 fallecidos registrados en Estados Unidos, donde explicó que las mascarillas faciales, un elemento clave para evitar las transmisiones, "casi se han vuelto una declaración política".
 
"De hecho, a la gente se le ridiculiza por usar mascarillas. Depende de qué lado en particular del espectro político se sitúa uno, algo que es muy doloroso para mí como médico, científico y funcionario de salud pública", puntualizó.
 
En Estados Unidos, con una fuerte polarización respecto a las políticas frente al covid-19 tomadas por la Administración del presidente, Donald Trump, existe además un movimiento anti vacunas.
 
Para Fauci, este "escepticismo" es "parcialmente alimentado por las señales mixtas enviadas por nuestro gobierno, que no han sido de mucha ayuda" en un contexto en el que además la tarea de fijar una política unificada frente a la pandemia se ve dificultada por la independencia que tiene cada estado en la toma de decisiones.
 
Fauci remarcó que el problema de la disparidad de las estrategias frente a la pandemia fue evidente cuando Estados Unidos intentó abrir su economía, sin necesariamente seguir las recomendaciones sobre cómo hacerlo de una manera segura.
 
"Hay que intentar articular la importancia de caminar por esa fina línea de mantener la salud pública sin dañar la economía",  precisó.
 
El alto funcionario público estadounidense, que fue descalificado recientemente por Trump cuando dijo que "la gente está cansada del covid-19 y de escuchar a Fauci y a todos estos idiotas", también defendió su independencia como científico.
 
"Cuando uno está en el mismo podio que los políticos, uno no debe asustarse de decirle a alguien algo que no le gustará escuchar", comentó sin aludir directamente a Trump, quien se juega el cargo la en los comicios presidenciales de la próxima semana en Estados Unidos.