Luis Arce afronta la superación de la crisis política y económica boliviana

El presidente electo es el artífice del 'milagro económico' entre 2006 y 2014

24.10.2020 | 01:13
Seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS) participan en el cierre de campaña y celebran la victoria de Luis Arce. Foto: Efe

la paz – Luis Alberto Arce Catacora, economista, socialista y exministro de un gobernante que permaneció en el poder durante casi 14 años continuos, fue confirmado ayer ganador de las elecciones generales celebradas en Bolivia el domingo devolviendo el poder al Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales. Nacido en La Paz en 1963 en una familia de clase media, Arce es un economista titulado en la estatal Universidad Mayor de San Andrés de La Paz con una maestría en la universidad británica de Warwick. Fue ministro durante el mandato de Evo Morales, que permaneció en el poder durante casi 14 años continuos. Militante socialista desde su juventud, Arce desarrolló su carrera en el Banco Central de Bolivia hasta que en 2006 juró como ministro de Economía en el primer periodo de Evo Morales.

Trayectoria gubernamental Junto al excanciller indígena David Choquehuanca, quien será su vicepresidente, Arce ha sido una de las autoridades con más permanencia en el Gobierno de Morales, interrumpida únicamente entre 2017 y 2019, cuando salió del país para tratarse un cáncer de riñón. Ya curado, volvió para dirigir el Ministerio de Minería hasta la crisis política de ese mismo año. En las primeras semanas de la crisis, Arce estuvo refugiado en la embajada mexicana en La Paz y después pudo exiliarse unos meses en Argentina, donde definió junto a Morales su candidatura para los pasados comicios.

Artífice del 'milagro económico' En el MAS identifican a Arce como uno de los gestores del milagro económico por el que Bolivia logró un crecimiento inusitado entre 2006 y 2014, un despunte que Arce atribuye al llamado modelo "económico social comunitario productivo" puesto en marcha por su partido, con el Estado como protagonista y que tiene su máxima en la redistribución del dinero mediante asistencias sociales a niños, ancianos y mujeres embarazadas. Dentro de ese modelo una de las claves fue la nacionalización de recursos naturales como el gas, el sostén de la economía boliviana en los últimos años.

¿A la sombra de Morales? El MAS se decantó por Arce como su candidato presidencial por sus credenciales como ministro, en un intento también por reconquistar a la clase media, en la que había perdido terreno en los últimos años, aunque inicialmente el respaldo a su candidatura no fue unánime dentro del partido, ya que los militantes indígenas y campesinos esperaban a un postulante salido de esos sectores.

La duda que muchos tienen ahora sobre el candidato del MAS es si una vez retomado el poder gobernará Arce o lo hará a la sombra de Evo Morales, quien ha sido un muy activo jefe de campaña del partido, haciendo declaraciones desde Argentina, país en el que actualmente se encuentra exiliado. Pese a esto, las polémicas suscitadas por el expresidente, fueron inmediatamente suavizadas por el mismo Arce.

voto

55,1%

Arce ha obtenido casi 3,4 millones de votos, un porcentaje que evita una segunda vuelta.

reacción

Unión Europea. La UE ha felicitado a Arce por su elección y le ha pedido que promueva la "reconciliación y unidad".

elecciones 2019

Evo Morales celebra el triunfo rotundo del MAS. Tras conocer los resultados y celebrar el triunfo de Arce, el expresidente boliviano ha señalado que la victoria rotunda del Movimiento Al Socialismo (MAS) "constituye la mayor prueba de que no hubo fraude" en las elecciones de 2019, cuando según un informe preliminar de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) hubo irregularidades, falsificación de datos y manipulación en el sistema de recuento en la primera vuelta de los comicios. Ahora, visto el triunfo del partido, Morales ha pedido "poner en libertad a todas las personas injustamente detenidas por este motivo".

"esto lo evidencia: no hubo fraude"