Irán permite el acceso de la ONU a instalaciones sospechosas

Allí se localizaron trazas fisibles que podrían provenir de experimentos nucleares no declarados

27.08.2020 | 00:32

Teherán – Irán aceptó ayer permitir el acceso a expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a dos instalaciones sospechosas en las que había rechazado las inspecciones durante meses. Según un comunicado conjunto del OIEA y de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), "se han acordado fechas para el acceso del OIEA y las actividades de verificación".

Esta decisión se adoptó durante la visita a Teherán del director general del OIEA, Rafael Grossi, que tenía como objetivo lograr el acceso a dos sitios en los que se localizaron trazas de materiales fisibles, que podrían provenir de experimentos nucleares realizados hace 15 años y no declarados.

Las actividades de verificación se llevarán a cabo con el protocolo adicional, que Irán aplica provisionalmente desde enero de 2016, y siguiendo "la práctica estándar del OIEA para todos los Estados", precisó la nota.

Las autoridades iraníes rechazaron las inspecciones en estas dos instalaciones, situados en la provincia central de Isfahan y cerca de Teherán, alegando que las informaciones sobre esos materiales fisibles procedían de los servicios secretos israelíes y no eran verificables.

Teherán también mostró su desconfianza hacia la supuesta influencia de EE.UU. en el OIEA, por lo que la nota conjunta de ayer destacó que se acordó "reforzar aún más la cooperación y mejorar la confianza mutua".

El texto indica que "tras intensas consultas bilaterales", Teherán y el OIEA llegaron a un acuerdo por el que Irán proporciona acceso a esos dos lugares.

No más preguntas Tras el acuerdo anunciado ayer, la agencia nuclear de la ONU "no tiene más preguntas a Irán ni más solicitudes de acceso a lugares distintos de los declarados".

"Ambas partes –continúa la nota– reconocen que la independencia, imparcialidad y profesionalidad del OIEA siguen siendo fundamentales para el cumplimiento de sus actividades".

Las presiones para lograr el acceso aumentaron desde junio pasado, cuando la Junta de Gobernadores del OIEA urgió al país persa a mejorar su cooperación.