Tres mujeres bielorrusas buscan derrocar a Lukashenko

Tijanóvskaya cuenta con el apoyo de las otras dos candidatas para cambiar de Gobierno tras 25 años

08.08.2020 | 00:14

MINSK – Tres mujeres bielorrusas se han aliado para acabar en las elecciones de mañana con el mandato de Lukashenko, presidente desde hace 25 años. Las opositoras comparten su rechazo al "machismo" del presidente, su parentesco con personas encarceladas por él, y sus ansias de cambio democrático sin violencia e injerencia externa. "Pobres chicas, no saben lo que dicen ni lo que hacen", afirmó Lukashenko en vísperas de las elecciones presidenciales del domingo. El mandatario se refería, en particular, a Svetlana Tijanóvskaya, la principal candidata de la oposición y la única con opciones reales de desbancar al líder desde 1994.

Tijanóvskaya, de 38 años, decidió postularse a la Presidencia después de que su marido, Serguéi Tijanovski, el bloguero más popular del país, fuera primero detenido por desobediencia a la autoridad y después acusado de instigar desórdenes masivos. "No busco el poder ni me interesó la política antes, pero sé que esta es la única forma de liberar a mi marido", comentó al comienzo de la campaña electoral. Con el paso de las semanas, Tijanóvskaya, traductora de inglés de profesión, fue ganando apoyos entre otros candidatos opositores y popularidad entre sus conciudadanos hasta congregar a más de 60.000 personas en un mitin, algo inédito en la historia de este país desde la independencia en 1991. Según se acercaba la votación, la candidata no ha dudado en llamar al presidente abiertamente "dictador" y retarle a un debate que este ignoró. Aunque los sondeos de opinión están prohibidos, los analistas aseguran que Lukashenko nunca se había enfrentado a un candidato que haya logrado aglutinar todo el voto de protesta y el descontento popular con la gestión presidencial de la pandemia de la covid-19.

Tijanóvskaya cuenta con el apoyo de dos mujeres: María Kolésnikova, representante del encarcelado banquero Víctor Babariko, y Veronika Tsepkalo, esposa del opositor Valeri Tsepkalo, exiliado en el exterior. "Lo habíamos acordado con Babariko. Si lo detenían junto a su hijo, Eduard, yo encabezaría la campaña y apoyaríamos al candidato con más opciones, es decir, Tijanóvskaya", comentó Kolésnikova.