‘Tories’ y laboristas, a acabar con la austeridad

Ambos partidos prometen el fin de las ‘vacas flacas’ mediante proyectos económicos opuestos

17.12.2019 | 20:54

Londres - Tanto el Partido Conservador como el Laborista prometen acabar con una década de austeridad -impuesta por los primeros- si ganan las elecciones de hoy, pero sus proyectos económicos y sociales para el Reino Unido son tan opuestos como lo son sus ideologías.

Las dos formaciones, lideradas respectivamente por Boris Johnson, actual primer ministro, y Jeremy Corbyn proponen aumentar el gasto público hasta niveles inéditos en años, con prioridad al servicio nacional de salud (NHS, en inglés), que, con el Brexit, es la principal preocupación de los británicos. Del resultado de los comicios de hoy, que por el sistema electoral británico uninominal mayoritario, solo pueden ganar estos dos partidos, dependerá cómo evoluciona el proceso de retirada de la Unión Europea y la reacción de los mercados.

Johnson, que aspira a la mayoría absoluta, quiere concretar el Brexit en la fecha prevista del 31 de enero, con el acuerdo que negoció en octubre con la UE, mientras que Corbyn renegociaría un pacto y lo sometería a votación en un referéndum con la opción de permanecer en el bloque. A nivel nacional, los laboristas del socialdemócrata Corbyn plantean una reforma radical del modelo económico para impulsar "un cambio irreversible en el equilibrio del poder y la riqueza a favor de la gente trabajadora", según el portavoz de Economía, John McDonnell.

El ministro de Economía conservador, Sajid Javid, ha prometido a su vez invertir para dejar atrás los recortes iniciados en 2010 por el Gobierno tory de David Cameron.

Según su manifiesto, el Partido Conservador promete reducir las tasas a los comercios así como las contribuciones a la seguridad social de las empresas, si bien, para asegurarse ingresos, ha pospuesto la rebaja prevista del 19 al 17% del impuesto de sociedades.

Los laboristas de Corbyn proponen crear un gran Fondo de Transformación Nacional, del que 250.000 millones de libras (unos 297.000 millones de euros) se invertirían en un plazo de diez años en proyectos "verdes" de energía, transporte y medio ambiente. - Efe