en medio de fuertes protestas

El Gobierno francés anuncia la subida de la edad de jubilación a los 64 años

Instaurará un sistema de pensiones mediante puntos que estará controlado por el Parlamento

17.12.2019 | 20:55
Un trabajador ferroviario sigue la intervención del primer ministro desde una sede sindical.

Instaurará un sistema de pensiones mediante puntos que estará controlado por el Parlamento

París - Tras dos años de concertaciones y una semana de fuerte protesta social, el Gobierno francés presentó ayer una reforma de las pensiones para instaurar un sistema universal por puntos, pero se encontró con el rechazo inmediato de los sindicatos. El proyecto formaba parte del programa electoral del ahora presidente, Emmanuel Macron, y la filtración de sus ejes principales ha provocado desde el pasado jueves distintas huelgas en el transporte y otros sectores que han paralizado parcialmente el país.

Ayer se detalló por fin su contenido y se presentó, en palabras del primer ministro, Édouard Philippe, como un modelo universal, justo y responsable, llamado a acabar con un sistema que varía en la actualidad según las profesiones y si se ha trabajado en el sector público o en el privado, tratando de igualarlos a la baja.

El futuro sistema universal, que acaba con los 42 regímenes vigentes y que el Ejecutivo presentará en Consejo de Ministros a finales del próximo enero, implanta un sistema por puntos cuyo valor será concertado por los agentes sociales "bajo el control del Parlamento".

Puntos canjeables por euros Para calcular la jubilación, los puntos adquiridos a lo largo de la carrera profesional se convertirán en euros y se indexarán con los salarios y no con los precios, aunque una regla de oro evitará en esa ley que puedan bajar. El Gobierno contempla además establecer una pensión mínima: una persona que haya percibido toda su vida laboral el salario mínimo recibirá 1.000 euros netos en 2022, y el 85% del salario mínimo a partir de 2025.

Las autoridades francesas establecen en 62 años la edad mínima para jubilarse, pero dejan clara su intención de vincular la edad de jubilación a la población activa. Según el gobierno, la situación actual requiere trabajar más tiempo: en 1950 había cuatro activos por cada jubilado, y hoy solamente son 1,7. Por ello, la edad de referencia para recibir una pensión plena se establecerá a partir de 2027 en los 64 años, con incentivos que premiarán la permanencia en el mercado de trabajo y penalizaciones que castigarán una jubilación temprana.

Philippe aseguró que el nuevo modelo no abandona a quienes sufren condiciones laborales con impacto sobre la salud o que iniciaron su vida laboral muy jóvenes, y que actualmente se benefician de regímenes especiales. Ese colectivo, destacó, podrá seguir retirándose antes de los 62.

Integran ese grupo militares, personal de la administración penitenciaria, controladores aéreos o policías, que ayer se manifestaron en París ante el Consejo Económico, Social y Medioambiental (CESE), donde el proyecto fue presentado.

noticias de deia