Londres intenta “por primera vez” evitar un Brexit duro

Finlandia, que preside ahora la UE, revela un “cambio de espíritu” en los postulados británicos

09.02.2020 | 19:02
El jefe de los negociadores europeos, Michel Barnier, ayer en Bruselas.

Finlandia, que preside ahora la UE, revela un “cambio de espíritu” en los postulados británicos

Helsinki/Bruselas - El primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, afirmó ayer en Helsinki que se había producido un reciente cambio de espíritu por parte de Londres en las negociaciones sobre el Brexit para evitar una salida sin acuerdo de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE). "Por primera vez en todo este proceso, tengo la sensación de que Gran Bretaña lo está intentando seriamente", dijo a la prensa Rinne, aunque advirtió de que será complicado que los negociadores europeos y británicos logren cerrar un acuerdo antes de la cumbre europea del 17 y 18 de octubre.

El primer ministro de Finlandia, país que ocupa la presidencia rotatoria de la UE, explicó a los periodistas que habló sobre este tema el pasado sábado con su homólogo británico, Boris Johnson, y que tras esa conversación había notado un cambio en la postura de Londres. "Pregunté a Johnson si esta vez iba a tratar en serio de buscar un acuerdo que pueda producir resultados reales y él me aseguró que sí. A partir de entonces las actuaciones británicas indican que esta vez su objetivo sí es alcanzar un acuerdo que permita evitar un Brexit duro", dijo a la prensa Rinne. Los planes de Boris Johnson para sustituir la polémica salvaguarda destinada a evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras el Brexit fueron rechazados inicialmente por Irlanda y la UE, pero se entiende que ha podido hacer concesiones que propicien el consenso.

una nueva prórroga No obstante, y pese a los últimos progresos logrados entre los negociadores europeos y británicos, Rinne cree que puede ser necesaria una nueva prórroga para cerrar todos los flecos y lograr la aprobación del Consejo Europeo y el Parlamento Británico. "Es posible que recibamos una solicitud de prórroga, así que debemos estar preparados. También es posible que sea necesario convocar otra cumbre europea este mes. Todas las opciones están abiertas", apuntó.

En el mismo sentido se manifestó el primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar, asegurando que se están "haciendo progresos" en las negociaciones sobre los términos de salida del Reino Unido de la UE. "Las indicaciones iniciales" que le llegaron desde Bruselas apuntaban a que "las negociaciones se están moviendo en la dirección adecuada", señaló el jefe de Gobierno en una rueda de prensa en Dublín. Con todo, advirtió de que todavía quedan puntos de fricción entre el Ejecutivo británico y los negociadores comunitarios.

En particular, precisó que continúa habiendo una "brecha bastante amplia" entre ambas partes en cuanto "a la cuestión de las aduanas" en Irlanda del Norte. La Unión Europea y el Reino Unido continuaban ayer las negociaciones para tratar de llevar un acuerdo a la cumbre del jueves y el viernes en Bruselas que puedan validar los líderes comunitarios y evitar una salida abrupta de Londres del bloque el próximo día 31.

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, informó del estado de las conversaciones a los ministros reunidos en un Consejo de Asuntos Generales en Luxemburgo, a los que aseguró que "hoy tienen la última oportunidad" para conseguir un acuerdo sobre el Brexit antes del Consejo Europeo, indicaron fuentes comunitarias. "La situación todavía está abierta y debemos estar preparados para cualquier escenario posible", resumió en una rueda de prensa al término del encuentro la titular finlandesa de Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen, cuyo país preside este semestre el Consejo de la Unión y quien aseguró que están "trabajando duro" para conseguir cerrar un acuerdo. Ante los medios de comunicación, Barnier declaró a su llegada a la reunión que todavía es posible que el bloque alcance un acuerdo esta semana con el Reino Unido para que su salida de la Unión sea ordenada, aunque admitió que cada vez es más difícil lograrlo. "El trabajo ha sido intenso todo el fin de semana y ayer porque, incluso si el acuerdo es difícil, más y más difícil, para ser franco, todavía es posible esta semana", señaló.

"Es muy posible el acuerdo" Por su parte, el ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, Stephen Barclay, afirmó que alcanzar un pacto sobre el Brexit es "todavía muy posible", pero pidió "dejar espacio" a las negociaciones. "Están en marcha conversaciones detalladas y un acuerdo es todavía muy posible", subrayó.

Con la fecha del Brexit fijada para el 31 de octubre, Bruselas y Londres decidieron intensificar los contactos después de que una reunión el pasado jueves entre los primeros ministros británico, Boris Johnson, e irlandés, Leo Varadkar, permitiera, según dijeron, vislumbrar "un camino" hacia el consenso.

En cualquier caso, Johnson dijo este domingo a sus ministros que aún "queda bastante trabajo por hacer" para conseguir un acuerdo.

La UE ha insistido al Gobierno británico en que cualquier alternativa para sustituir esta salvaguarda debe ser "legalmente operativa" y cumplir los mismos objetivos: no levantar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, mantener la cooperación entre el norte y sur de la isla y la integridad del mercado único.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, afirmó en Luxemburgo que es "difícil", pero todavía "posible", conseguir un acuerdo del Brexit que pueda ser aprobado en la cumbre, aunque para ello los negociadores comunitarios y británicos deberían hacer progresos importantes.

"Los equipos negociadores han hecho progresos, pero es lento y tendrían que hacer importantes progresos hoy si tiene que haber un acuerdo que Barnier presente mañana (hoy miércoles) a las capitales antes de la cumbre", dijo Coveney. - Efe