‘Open Arms’ navega hacia Italia tras ganar el pulso a Salvini

Un tribunal ha levantado por “la situación de gravedad” la prohibición impuesta por el ministro del Interior

09.02.2020 | 12:30
Italia se hizo cargo de un bebé enfermo a bordo del buque. Efe

Madrid - El Open Arms ya puede entrar en aguas italianas sin la amenaza de ser retenido ni de pagar multas millonarias después de que un tribunal italiano haya levantado la prohibición que le había impuesto el ministro del Interior de ese país, Matteo Salvini, de entrar en aguas de su jurisdicción.

Así lo anunció ayer en Madrid el fundador de la ONG catalana, Óscar Camps, quien también avanzó que pedirá la evacuación inmediata "por motivos médicos" de los 147 inmigrantes que aún permanecen en el buque, que ya suma 13 días esperando un puerto donde desembarcarlos. Sin embargo, no lo hará sin obtener antes la autorización previa de las autoridades italianas: "Buscamos la legalidad absoluta", resaltó Camps antes de explicar que, ante el empeoramiento de las condiciones meteorológicas van a buscar ya "abrigo" en la isla italiana de Lampedusa, de la que le separan unas 30 millas, unas 3 horas de navegación.

En concreto, la resolución del Tribunal Administrativo del Lazio admite el recurso que la ONG presentó contra la orden de Salvini, que amenazaba con confiscar el barco e imponerle multas millonarias si entraba en aguas italianas. Lo hace argumentando que "la situación de gravedad y urgencia excepcionales" justifica que se permita su ingreso "para que las personas rescatadas que lo necesiten reciban asistencia médica". La respuesta de Salvini no se ha hecho esperar y ya ha respondido que volverá a firmar otra prohibición contra la embarcación.

Con esta resolución el Open Arms ya tiene vía libre para transitar por aguas italianas, pero le sigue faltando que le asignen un puerto en el que atracar; aunque no ha podido vaticinar cuándo lo hará, el fallo de la justicia italiana "es un empujón" para poder hacerlo "antes de lo previsto".

"Hemos tumbado el decreto de seguridad de Salvini que nos prohibía entrar en aguas italianas bajo amenaza de confiscarnos el barco", abundó Camps para añadir a continuación: "Supongo que esto les sonará aquí porque también tenemos algo parecido", en referencia a las multas de hasta 900.000 euros que el Gobierno español advirtió con imponerle si retomaba los rescates en el Mediterráneo.

Con todo, Camps espera que la solución para los 147 inmigrantes del Open Arms "sea de horas, no de días" y confió en que el Tribunal de Menores de Palermo (Sicilia) también les dé la razón en cuanto a los 31 menores presentes en el buque y que han pedido asilo. Camps reiteró que ha tratado con Ángela Merkel y Emmanuel Macron para que "intercedan con el Gobierno español para que hagan un eje poderoso". - Efe

noticias de deia