elecciones europeas

La UE blinda los datos personales para las europeas

Los partidos políticos deberán tener cuidado si no quieren dejar de recibir dinero de la unión

08.02.2020 | 21:41
Vista general del Parlamento Europeo.

Bruselas - El Consejo adoptó ayer las nuevas normas para sancionar a los partidos políticos que utilicen "de forma indebida" datos personales en las elecciones al Parlamento Europeo previstas para mayo, que podrá imponer sanciones económicas a los partidos y fundaciones políticas europeas que "de manera deliberada y aprovechando grietas de las normas en materia de protección de datos, que influyan o intenten influir en el resultado de las elecciones a la Eurocámara", según hizo saber el Consejo.

Cualquier resistencia es poca. Es la idea que se ha instalado en las instituciones comunitarias para las que se perciben como unas de las elecciones europeas más importantes del bloque. Ante la amenaza de injerencia externa o campañas de desinformación, la Unión Europea ha adoptado durante los últimos meses varias iniciativas para blindarse.

En algunos casos, las empresas han comercializado los datos de sus usuarios, como se conoció tras el escándalo de Cambridge Anlytica, del que se cumple justo un año. "Facebook nos ha confirmado que los datos de hasta 2,7 millones de europeos o personas residentes en la UE pueden haber sido indebidamente compartidos con Cambridge Analytica", explicó en abril del año pasado Christian Wigand, portavoz de la Comisión Europea.

El caso fue destapado por The New York Times y The Guardian gracias a la filtración de Christopher Wylie, la cabeza detrás de la empresa tecnológica que ayudó a que el Brexit tuviera lugar. Solo dos meses después, la Comisión puso en marcha la Directiva de protección de datos. "Parece que con Facebook las cosas se fueron de las manos, ahora necesitamos gestionar la situación. No quiero ver a gente manipulada en una dirección desconocida para ellos por parte de personas desconocidas que pagan por ello", apuntó aquel día Vera Jourova, comisaria de Justicia. - B. Quintana/Aquí Europa