Amak, supergrupo de trikitixa en clave femenina

Cargado verano de bolos de la banda de exmiembros de Alaitz eta Maider, Maixa ta Ixiar y M-n Ezten

13.08.2021 | 00:14
Las trikitilaris de Amak; arriba, portada del CD.

sON cuatro trikitilaris de solvencia reconocida en las últimas décadas tras su paso por formaciones exitosas como Alaitz eta Maider, Maixa ta Ixiar y M-n Ezten. Con su amor a las raíces vascas y sus trikis y panderos como armas principales debutaron hace unos meses bajo el nombre de Amak, y ahora viven unas semanas frenéticas de conciertos en los que están presentando su atractivo y reivindicativo debut homónimo, en clave euskaldun y feminista. Mañana sábado actúan en la plaza de Larrabetzu y el domingo, en la de la localidad guipuzcoana de Aduna, en Tolosaldea

Alaitz Telletxea (Alaitz eta Maider), Maixa Lizarribar (Maixa ta Ixiar), Amaia Oreja y Kristina Solano, ambas en M-n Ezten, son madres, además de músicos que portan cuatro trikis o panderos, y cantan a cuatro voces. El grupo formado con las iniciales de sus nombres es Amak, surgido a raíz de un encuentro fortuito en el Festival de Triki de Oñati. El fogonazo del descubrimiento les condujo a trabajar conjuntamente en 2019 y a llevar al estudio un repertorio de que grabaron en Hernani entre los pasados meses de marzo y abril.

colaboraciones



 

El álbum, de ocho temas, titulado como el grupo y enriquecido con las aportaciones de instrumentistas como Arkaitz Miner (mandolina, guitarra acústica y viola), Txus Aranburu (teclados), Zigor Dz (samplers) y Arkaitz Bastarika (bajo en todas las canciones, es una delicia sólidamente enraizada en la tradición euskaldun, pero enriquecida por las melodías polifónicas herederas de Iparralde y las armonías a varias voces, y el aliento de la dulzura más pop y accesible aunque alejada de los patrones convencionales de lo que se llamó triki-pop.

El disco, que cuenta con textos propios y de Onintza Enbeita y Karmele Jaio, se abre con un guiño festivo a Eroñozu, se torna dulzura en el canto amoroso Luzaroan y se vuelca, comprometido, con la libertad de género y sus vestimentas en Gona gorria ("gorri gorri, gona gorria sexu guztiek jantzia") a ritmo de arin-arin. El resto del repertorio homenajea al euskera (piden su cuidado y uso constante en Erabil nazazu; a las amatxus, en la balada Bai, ama; a las etxekoandre de caserío ("lurrarekin ezkondutako emakumea") en el tema Zure izena, y a los asesinados en la guerra civil en la canción Egiaren Arnasa, cuya autoría se desconoce pero el cuarteto ha arreglado para la ocasión.

otras citas


Amak, cuyo debut está disponible en el sello vasco Baga Biga, se estrena con bellas melodías y voces armónicas, trikis desbocadas en algunas ocasiones, baladas sensibles, valses y algún ritmo de 8 por 8. Tras los bolos gratuitos de este fin de semana en las plazas de Larrabetzu y Aduna, a Amak les esperan varios bolos a finales de agosto: en Bakio (el día 22), Olaberria (el 28) y Berrobi (el 29). En septiembre se pasarán por Ugao, Markina y Iurreta, y tienen firmadas actuaciones hasta fin de año.

noticias de deia