autoak

Renault lanza un Captur híbrido sin ataduras

15.08.2021 | 00:11
El Captur recibe la segunda declinación del sistema híbrido E-TECH, la que emplea el Clio, que entrega 145 CV y no necesita enchufe.

Completa la gama de su popular crossover compacto con una variante del sistema E-TECH de impulsión mixta (145 CV) más asequible, que se reabastece sobre la marcha evitando así la dependencia del enchufe

eL Captur híbrido ya no está pendiente de un cable. Renault amplía la gama del exitoso SUV ligero añadiendo una alternativa autorrecargable del sistema E-TECH de impulsión mixta. Es la misma motorización que anima al Clio homólogo. Entrega algo menos de potencia que la enchufable, 145 CV frente a 160, y carece de la mínima autonomía que esta ofrece en modo 100% eléctrico (50 km como mucho); por ello recibe la etiqueta 'Eco' en vez de la '0'. A cambio, reduce sustancialmente el desembolso exigido: parte oficialmente de 24.850 euros, incluyendo el descuento de lanzamiento, 5.650 menos de los reclamados por la versión equivalente cableada.

Esta segunda declinación de la tecnología E-TECH propicia, por tanto, la aparición de una alternativa de compra sensata, algo más cómoda y sobre todo asequible que la primera. A su favor juegan varios factores. El fundamental quizá sea el coste de adquisición. La reducción de precio respecto a la variante inicial enchufable es tan notable que el diferencial de esa se antoja ahora un lastre bastante difícil de amortizar con el uso.

Otra circunstancia no menos importante es el confort de utilización. Esta segunda modalidad de sistema híbrido incorporada por el Captur se reabastece sobre la marcha, por lo que no precisa de la siempre engorrosa logística de recarga. Evita con ello la constante dependencia de una toma eléctrica donde detenerse unas horas a reponer el contenido de la batería (eso obliga a localizar puntos públicos o a asumir el coste de instalación de uno particular); de otro modo no se obtiene todo el partido de la hibridación. Además, como emplea un acumulador de menor capacidad y tamaño, brinda mayor volumen de maletero (305 litros) que la versión con cable.

Con todo, esta variedad del sistema E-TECH con impulsión mestiza autorrecargable no solo suscita dudas razonables respecto a la idoneidad de la que se reabastece en parado. También lleva al terreno de la disyuntiva a las versiones con motores tradicionales del modelo. De hecho, abre la puerta de la electrificación a personas que hasta ahora nunca se habían planteado otra posibilidad distinta a las que brindan los propulsores térmicos convencionales.

Por su funcionamiento sencillo, casi imperceptible, así como por su estimable eficiencia (ayuda rebajar consumos y emisiones), resulta idónea para todo tipo de usuarios y cometidos. Quienes cambien un Captur con motor clásico por uno de estos con propulsión mixta lo notarán de inmediato, sobre todo en el bolsillo. En primer término, pagando un poco más en la compra (unos 1.500 euros más que una versión de gasolina equiparable), sobreprecio que compensarán con creces visitando con menos frecuencia la gasolinera.

Por lo demás, el comportamiento de este E-TECH autosuficiente es tan agradable como pueda serlo el de cualquier otra versión del logrado modelo. Responde a la perfección, con más sigilo y suavidad que vehemencia, en esos recorridos cotidianos que combinan ciudad y vías interurbanas. También se desenvuelve de forma impecable en desplazamientos largos por vías rápidas. Homologa una velocidad punta de 170 km/h y progresa de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos. Propone al usuario tres modos de conducción que permiten adecuar a sus preferencias la respuesta del sistema de hibridación, de modo que resulte más ahorrador, eficiente o ágil.

Las dos versiones E-TECH, con y sin cable de alimentación, acompasan un motor 1.6 de gasolina (91 CV) a dos bloques eléctricos, uno principal y otro secundario (50 y 20 CV, respectivamente). En la nueva variante autorrecargable, dicho sistema aporta al Captur un rendimiento conjunto máximo de 145 CV (la enchufable entrega 160). Del arranque se ocupa el motor eléctrico más potente; el otro entra en acción para activar el de gasolina cuando se precisa su intervención. Los motores van asociados a una caja de velocidades automática 'inteligente' multimodo, que se encarga de optimizar el funcionamiento del sistema para garantizar eficiencia y placer de conducción.

Como el arranque siempre es a batería, en función de las condiciones de circulación y de cómo se aproveche la regeneración de energía al conducir, el sistema permite circular hasta un 80% del tiempo en ciudad en modo 100% eléctrico; ello redunda en un ahorro de hasta el 40% en el coste de carburante. El Captur E-TECH híbrido autorreabastecible acredita unas emisiones mínimas de 113 gramos de CO2 por kilómetro en ciclo WLTP.

noticias de deia