Versión resumida de un gran éxito

La metamorfosis del Peugeot 2008 condensa las cualidades del 3008 para asaltar el mercado de los crossovers compactos. La escueta y agraciada secuela SUV ya está a la venta desde 17.550 euros

20.01.2020 | 11:39
El nuevo 2008 hace gala de una gran coherencia estética con su hermano mayor, aunque apunta ciertos rasgos diferenciadores que podrían adoptarse en el restyling de este.

EL nuevo 2008 puede considerarse la versión resumida del 3008. Además de discípulo aventajado del SUV estelar de Peugeot, el debutante es firme candidato a liderar el segmento de los crossovers de proporciones comedidas. Sustenta esas aspiraciones con un compendio de virtudes en facetas como el diseño, la tecnología o el comportamiento dinámico, que lo colocan por encima de la media. A ese mismo nivel se sitúa su precio, que una vez maquillado por los descuentos promocionales arranca desde 17.550 euros. El 2008 funciona con propulsores diésel y gasolina (de 100 a 155 CV); en marzo estrenará una motorización 100% eléctrica (136 CV), con 310 km de autonomía, cuya tarifa bonificada parte de 24.950 euros.

El modelo recién incorporado protagoniza un cambio radical respecto a su antecesor homónimo, del que no conserva más vestigio que la denominación. Peugeot da carpetazo al viejo formato de carrocería familiar realzada y se decanta por una silueta genuinamente SUV. A la hora de buscar inspiración, sus diseñadores no han tenido que levantar mucho la mirada. ¿Para qué cavilar y correr riesgos si ya contaban con la fórmula magistral que tan bien funciona en el 3008?

La adaptación de esa receta a una talla inferior ha supuesto un reto, al obligar a condensar las cualidades del superventas en un envase de 4,3 metros de largo, 1,77 de ancho y 1,53 de alto, con 17 centímetros de altura libre al suelo. El desenlace de la operación parece completamente satisfactorio desde el punto de vista estético. Perdida la capacidad para sorprender debido al parecido con su hermano mayor, saca provecho a su esbeltez para alcanzar un notable poder de seducción. Cabe presumir que algunas de sus facciones más novedosas constituyen un adelanto de ciertos rasgos de la próxima puesta al día del 3008.

Además de grato a la vista, el 2008 resulta amplio y acogedor. Su cabina, asentada sobre una batalla de 2,61 metros, es lo bastante holgada para acomodar en su seno cuatro adultos corpulentos provistos de equipaje (ofrece 434 litros de maletero). Aventaja así a buena parte de sus competidores directos.

El 2008 llama la atención por su imponente rostro, que expresa carácter por medio de una parrilla vertical culminada por un capó inusualmente plano; la escoltan unos singulares grupos ópticos con tecnología LED y luz diurna. La ambientación interior no depara sorpresas a quienes conocen los productos de la marca del león, sobre todo el 3008 y el actual 208, cuya plataforma comparte el 2008. Este aplica la tecnología 3D para dar una nueva vuelta de rosca al i-Cockpit, el vanguardista puesto de mandos que combina instrumentación elevada, pequeño volante achatado, pantalla táctil y pulsadores de teclado de piano.

De todos modos, como sucede siempre, el empaque del coche depende mucho del acabado elegido (Active, Allure, GT line y GT), lo que equivale a decir del dinero invertido. Además de dotaciones más abundantes, las terminaciones superiores brindan puestas en escena esmeradas y ofrecen vistosas combinaciones cromáticas gracias al contraste del techo negro.

El equipamiento al alcance del 2008 incluye múltiples elementos destinados a preservar la seguridad y el bienestar. También contempla las más avanzadas ayudas a la conducción. Entre ellas figura el sistema de detección de obstáculos y peatones, capaz de frenar el vehículo para evitar o atenuar el impacto si el conductor no reacciona a tiempo; permanece activo de día y de noche. Otro avance a su servicio es el regulador activo de velocidad, que mantiene la misma respetando la distancia preestablecida con el vehículo precedente; llega a detener completamente la marcha y la reemprende cuando se despeja la circulación. Entre las funcionalidades disponibles se cuentan, asimismo, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, la alerta de obstáculos en el ángulo ciego e incluso un dispositivo de estacionamiento completamente autónomo que llegará este año.

Peugeot adjudica al nuevo 2008 una tarifa oficial que oscila entre 21.150 y 31.500 euros. Esos importes pueden verse apreciablemente disminuidos gracias a la combinación de distintas líneas de descuento, ya sea la promoción base (1.500 euros), el bonus por recompra (1.200 euros) o los incentivos por financiar la operación con la entidad vinculada a la marca.