El Arandia de Julen, comida "de toda la vida" en el barrio con más solera de Bilbao

El Arandia de Julen, en Atxuri, propone sabores que no pasan de moda con variedad de menús

07.05.2021 | 01:22
La alubiada.

LA comida "de toda la vida", esa que no pasa de moda, que agrada al paladar y sacia el estómago, es la tarjeta de presentación de El Arandia de Julen, un restaurante enclavado en el mítico barrio de Atxuri, con gran solera en Bilbao. En la plaza de La Encarnación, el chef Prado-Egia'tar Julen elabora una oferta gastronómica centrada en cuatro menús "de categoría", como describe bien el nombre de uno de ellos.

La especialidad de la casa son las alubiadas con sacramentos, que pueden degustarse en un menú específico consistente en este contundente plato, precedido de dos aperitivos de la casa y seguido de merluza con pimiento rojo, para rematar con un postre emblemático, su crema semicuajada, fresca y digestiva.

El menú De Categoría, con dos aperitivos, sopa de pescado, chuleta y postre; el Hildakoak PiztekoModuko Menua (Resucitamuertos), con dos aperitivos, porrusalda de bacalao, chuleta del Mercado de La Ribera más postre; y El Arandia, a base de dos aperitivos de la casa, foie casero, espárragos rellenos de verduritas, langostinos plancha, chuleta y postre, son otras de las joyas de su repertorio culinario.

La chuleta. Foto: El Arandia de Julen

A destacar con los entrantes el aceite Lectus variedad Koroneiki, una delicia gourmet. Y todos los menús incluyen vino de crianza, agua y pan.

Los vinos que armonizan con sus platos proceden de Rioja alavesa, que junto al txakoli vizcaino imperan en la bodega. No obstante, dispone también de alguna referencia de Ribera del Duero y txakoli y sidra guipuzcoanos.

En su comedor, "lo bonito es socializar, compartir un rato alrededor de la buena mesa", como describe el propio chef, quien trabaja con precios asequibles y recetas que gustan a todos los públicos.

Por tanto, en El Arandia de Julen lo suyo es comer sin prisas y disfrutar la sobremesa, aunque las restricciones anti-covid no lo ponen fácil. Allí, las medidas de seguridad se cumplen a rajatabla para que el comensal se sienta seguro.

Entre paredes de piedra, en un ambiente tradicional vasco y en lo más típico del botxo lleva 17 años dando cumplida respuesta a los comensales más exigentes.


El Arandia de Julen

Plaza de La Encarnación, 10, bajo. Bilbao. (Junto al Museo de Arte Sacro) 944 33 10 86 615 79 68 13
noticias de deia