Una presentadora llamada Georgina

27.02.2020 | 09:22
Georgina Rodríguez, en el Festival de Sanremo.

Ni canta bien, ni baila con gracia, ni comunica con naturalidad... ¡pero no se la pierdan! 'Gio' Rodríguez (pareja de Cristiano Ronaldo) acaba de ingresar 100.000 sonoros eurazos por copresentar la 70ª edición del Festival de SanRemo. Su experiencia previa frente a las cámaras: ¡ninguna! ¿Desparpajo? todo. He aquí la historia de una simpática mujer que en tan solo cuatro años ha pasado de ser dependienta en la milla de oro de Madrid a tener 16 millones de seguidores en Instagram, familia numerosa y ahora estrella de la tele italiana.

La suerte de Georgina Rodríguez muchos la desean. ¡El primero, quien escribe estas líneas! Porque hay que nacer con sobrado talento (y también una flor en el culo) para montarse la vidorra que ella exprime en la actualidad junto a su querido y hortera Cristiano Ronaldo. La dolce vita, para ellos, es un mero juego de niños. Natural de Argentina, pero criada en Jaca (Aragón), donde muchos esquiamos, la simpática y bella joven (dicen quienes la conocen que resulta muy cercana en las distancias cortas) ha dado un vuelco de 180 grados a su vida en tan solo cuatro años. De ejercer como dependienta en una tienda de la milla de oro de Madrid a tener 16 millones de seguidores en Instagram, familia numerosa junto a CR-7 y ahora también a ser superestrella de la televisión italiana.

Porque la aragonesa, atención, acaba de ingresar 100.000 jugosos eurazos por ejercer de copresentadora en la 70ª edición del conocido Festival de Sanremo. Y todo ello sin cantar bien, ni bailar con gracia, ni comunicar con naturalidad, como ya le ocurriese a La Faraona en su memorable concierto en el Madison Square Garden de Nueva York en 1979. Pero la chavala transmite alegría, chispa innata y una apetitosa proyección publicitaria que el certamen musical no tardará en amortizar. Por ello, los italianos se decidieron a contratarla, incluso sin estudiar al detalle su currículum frente a las cámaras, que todo sea dicho puede resumirse en frase y media: presentar una de las categorías de los European MTV Awards el pasado mes de noviembre. ¡Ya está! ¡C'est fini!

Con cuatro estupendos cambios de look, incluido un diseño de Pronovias, lo que está claro es que la influencer echó el resto en el escenario: entregó un ramo de flores a Cristiano, se marcó el tango más famoso y sensual de la película Moulin Rouge y, según detalla la revista Pronto, se volcó en los ensayos en el Teatro Ariston acompañada de tres guardaespaldas, un asistente y el pequeño CR-7 Jr. 

Todo parece indicar, señoras y señores, que ha nacido una estrella. Su nombre es Georgina Rodríguez. Y no duden que pueda desembarcar rápido en la tele española. Todo reto es poco para una mujer que estudió ballet de los tres a los 17 años y es capaz de seguir el ritmo de entrenamientos del hombre con la mayor tontería pero mejor tableta del mundo.