Postureo ‘Tablada’ en un Memorial

30.01.2020 | 16:46
Elena Tablada, posando y liándola en el Memorial del Holocausto de Berlín.

Elena Tablada sufre de incontinencia posturera... ¡y se nota! La eterna aspirante a modelo e influencer la ha vuelto a liar parda en Instagram, y esta vez lo ha hecho en Berlín. En el centro neurálgico de una de las ciudades con el pasado reciente más castigado de Europa. En el corazón de uno de los monumentos que más sobrecogen al mundo entero: el Memorial del Holocausto. Y claro está, las redes sociales no lo han dejado pasar por alto.

Aprovechando una escapada post-navideña, de esas que sirven para tomar pulso tras el turrón, el cava y la familia, Elena Tablada visitó a principios de enero la ciudad de Berlín y, entre otros puntos turísticos, hizo un alto en el camino para detenerse ante el Memorial del Holocausto, edificado en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo. Con esa mirada crítica que siempre proyecta, y como buena moderna frívola que es, la famosa (no tiene oficio ni beneficio) no tuvo mejor ocurrencia que fotografiarse con sonrisa, buen outfit y un polémico texto escrito en Instagram en el que subrayaba el hashtag, atención, #babyintheoven (bebé en el horno). Zapatazo mayúsculo tan sonoro como cuando Santiago Cañizares fue trending topic tras la publicación en su perfil de una foto de su mujer desnuda, o Javi Jiménez, tras la muerte de Nelson Mandela, destacara lo siguiente: "Lamento la irreparable pérdida del luchador Nelson Mandela, uno de los más grandes actores que ha dado Hollywood. D.E.P.".

Y claro, las críticas en redes sociales no se hicieron esperar. Decenas de perfiles censuraron a la ex de David Bisbal por tan desafortunada expresión y, como cabía esperar, tuvo que pedir perdón. ¡Pero a su manera! "Las personas se equivocan, se despistan y no siempre están absolutamente alerta para no patinar, o pensando qué opinarán los demás. Algunas vivimos con naturalidad y disfrutando los momentos con espontaneidad y sin ninguna mala intención con palabras o actuaciones. La tolerancia se extingue, parece que estamos esperando que alguien se equivoque para fustigarle", ha señalado esta semana a la revista Pronto.

El caso es que esta no es la primera jaqueca que le trae esta red social. El año pasado ya protagonizó una batalla judicial contra Bisbal por el derecho de publicar en redes imágenes de su hija en común. La jueza que instruía el caso solucionó el asunto rápido: "Limitación de las publicaciones con la menor". Un dictamen que bien debería aplicarse en primera persona.