Presidente de la Asociación de Elaboradores de Sidra de Bizkaia

Aitor Intxaurraga: "En Bizkaia se necesita impulsar el valor del producto para aumentar su rentabilidad"

Bizkaia acaba de estrenar una nueva temporada de sidra, poniendo en el mercado la nueva sidra que se va a consumir este año 2020. Conocedor de todos los pormenores del producto, Aitor Intxaurraga expone las características de la sidra de esta temporada y analiza la situación a la que se enfrentan los productores vizcainos

24.01.2020 | 06:22
Aitor Intxaurraga

bilbao - Ayer mismo, con la apertura del txot en Bizkaia, se presentaron los datos de la última cosecha de sidra y las características del producto que degustaremos los próximos meses.

¿Cómo describe usted la nueva cosecha?

-La cosecha de manzana ha sido muy buena en cuanto a cantidad y calidad, si bien ha caído bastante manzana del árbol debido a un verano bastante seco. Hemos producido 150.200 litros de sidra.

¿Cuáles son las principales particularidades de la sidra que se va a degustar este año?

-Son sidras que mayoritariamente estaban hechas para navidades. Su graduación alcohólica es algo más baja que en los últimos años. Son sidras muy agradables, afrutadas y con bastantes taninos que favorecen su buena conservación.

¿Están haciendo los productores de sidra vizcainos un buen trabajo? ¿Son cada vez más profesionales?

-Tratamos de mejorar de año en año con nuestra experiencia y el apoyo del enólogo de la Asociación Bizkaiko Sagardoa. La mayor parte de la producción es de Denominación Euskal Sagardoa, lo que implica mayores controles y el paso por un comité de cata profesional para su calificación.

En su opinión, ¿hacía dónde camina la producción de Bizkaia?

-La producción está estancada durante los últimos años. No aumenta la producción ni el número de bodegas. Tampoco la plantación de nuevos manzanales.

¿Cuáles son sus retos y cuáles los frenos a los que se enfrentan los productores?

-El futuro de la sidra y de la manzana está en juego en Bizkaia y se necesitan nuevos productores e impulsar el valor del producto para aumentar su rentabilidad.

En cuanto al consumo, ¿cuál es la tendencia del momento? ¿Se está haciendo hueco como bebida de consumo habitual o sigue relegada a ferias y fiestas concretas?

-El consumo está estancado y es bastante puntual en determinados eventos. Es necesario extender el consumo regular.

¿Se puede hablar de la sidra como un reclamo turístico partiendo de la existencia de actividades, experiencias y rutas relacionadas con la producción de sidra? Es uno de nuestros productos locales, y me imagino que ello supone un valor añadido. ¿Estoy en lo cierto?

-Sí, tiene un valor como reclamo turístico por ser un producto típico nuestro y estar ligado a una cultura tradicional y a la gastronomía. Esto es un valor añadido y de gran potencial, pero actualmente no está debidamente valorado en Bizkaia.