ESCAPADAS

Zeanuri vuelve a medir su encina

La fiesta de San Valentín, una tradición que se celebra desde hace 61 años, volverá a repetirse este domingo

08.02.2020 | 01:08
Imágenes de esta procesión vizcaina, que tendrá lugar el domingo

lA barriada de Eleizondo volverá a acoger este domingo una festividad, relacionada con San Valentín, que tiene lugar desde hace 61 años: la medición de la encina de Zeanuri, frente a la ermita local y con acta oficial incluida, en el marco de una serie de actos que aúnan tradición, religión y fiesta.

Desde Zeanuri se califica esta fiesta como "modesta pero, al mismo tiempo, singular y entrañable". Y bastante desconocida para los vizcainos a pesar de que se remonta al año 1959, cuando Guillermo y Marcos, del caserío Zutzute y en un carro tirado por una yunta de vacas desde el monte Eleizbaso, la plantaron junto con los vecinos de la barriada.

Los años siguientes, y en medio del ambiente festivo de las celebraciones de San Valentín, la medía el tasador de montes Ceferino Lejarreta para comprobar cuánto había crecido. Esta tradición fue perdiendo fuerza con el paso del tiempo y la muerte de los vecinos de más edad hasta que la festividad recibió un impulso en 2007.

"Nos dimos cuenta de que no lo podíamos dejar desaparecer", explican sus impulsores actuales, que volverán a reunirse este domingo en torno a una encina que, como apunta la mayordoma de este año, Julen Llanos, "la actual es un ejemplar que sustituyó a otra que existía anteriormente en el mismo lugar, plantada en el año 1958".

El programa de actos se iniciará a las 11.30 horas, con una misa en la parroquia de Andra Mari, que se halla a escasos 50 metros de la ermita de la Piedad. Seguidamente, se realizará el traslado en procesión de la imagen de San Valentín desde la parroquia a la ermita, donde permanecerá hasta el próximo año.

A las 12.15 horas se procederá al acto de medición de la encina, y tras esta y la firma del acta, la mayordoma pasará el libro de actas y las llaves de la ermita al mayordomo de este año (Gabriel Herreros), y finalmente, se repartirá entre los asistentes el barauskarria, un tentempié consistente en tocino, pamitxa y vino. Los actos se desarrollarán en un ambiente animado por los txistularis y bertsolaris del municipio arratiano. El diámetro de la encina midió 189,5 centímetros en 2018, medio más que el año anterior.