Cierra el zoo de 'Tiger King'

24.08.2020 | 00:15
Carole Baskin, propietaria de un santuario de rescate de grandes felinos y esposa del desaparecido Don Lewis.

El zoológico de la serie documental de Netflix, que fue un fenómeno televisivo durante el confinamiento y ha sido uno de los estrenos más populares del año, cierra sus puertas de manera permanente tras perder la licencia de operaciones emitida por las autoridades estadounidenses

EL centro, conocido como G.W. Exotic Animal Park y ubicado en Oklahoma, se hizo famoso mundialmente cuando Netflix estrenó en marzo la serie Tiger King: Murder, Mayhem and Madness y es propiedad de Jeff Lowe después de que su anterior dueño, el popular Joe Exotic, ingresara en prisión. El actual propietario asegura que el fenómeno despertado por la producción de Netflix "ha atraído más atención que la que ningún humano merece, buena y mala". También acusa a organizaciones protectoras de los derechos de los animales y el medioambiente, como PETA, de presionar al Departamento de Agricultura de EE.UU. para cerrar las instalaciones.

La versión de las autoridades difiere, ya que en su último informe de inspección cita varias infracciones como que la comida de los felinos no estaba correctamente refrigerada y los dueños trataron de engañar con facturas de reparaciones falsas. El propio Exotic, anterior dueño del zoo y protagonista de la serie, está en la cárcel por contratar a un asesino por encargo y cometer varios delitos contra la flora y la vida de los animales. El cierre del parque es "inmediato" y sus nuevos dueños trasladarán el equipo y los animales a un nuevo lugar desde el que grabarán "contenido para televisión por cable y servicios de streaming".

maldonado/baskin Los creadores de Tiger King, los cineastas Eric Goode y Rebecca Chaiklin, comenzaron con la idea de hacer un documental sobre contrabandistas de animales exóticos, un proceso que los llevó hasta Maldonado, más conocido como Joe Exotic, y la guerra que mantenía con Carole Baskin. "Lo que nos fascinó fue que las personas en ese mundo eran más interesantes que los animales", dijo Goode a Rolling Stone al referirse a las insólitas personas de la miniserie que incluyen a las parejas de Joe Exotic y los trabajadores de los centros donde mantienen a los grandes felinos. Tiger King acabó enganchando al público no tanto por sus tigres o leones, sino por los excéntricos y polémicos personajes humanos de esta sórdida producción.

Contadas en forma de serie, las historias de Joseph Joe Exotic Maldonado-Passage y Carole Baskin generan esa irresistible mezcla de incredulidad, fascinación y fastidio, que no solo hace imposible dejar de ver lo que sigue, sino que produce la necesidad de comentarlo. De hecho, el título, que se traduce El Rey Tigre: asesinato, violencia y locura, le queda corto y la audiencia ha respondido con la misma mirada hipnótica del que pasa al lado de un accidente trágico en la autopista y no puede dejar de mirar los restos. Los leones y, principalmente los tigres, que se ven en la docuserie son mostrados como figuras tan majestuosas como tristes, mientras que el centro de Joe Exotic aparece como un roadside zoo, una especie de zoológico de mala muerte en el que los visitantes pueden ver a los animales desde sus vehículos. Joe Exotic llegó allí para aparear a sus animales, lo que a su rival Baskin le parecía "abuso animal". La millonaria, que tiene un santuario para grandes felinos en Florida, pasó años en una guerra legal, con la intención de obligarle a cerrar. Aunque la serie no se enfoca en el drama entre ambos, sí enseña la locura de los dos lugares. En el caso de Joe Exotic hasta se ve cuando un tigre le arranca el brazo a uno de los cuidadores, el consumo de metanfetaminas y otros crímenes y delitos. Mientras Baskin posa de hippie, Joe Exotic es un homosexual polígamo con delirios de artista pop.

Exotic está en la cárcel cumpliendo una condena de 22 años, mientras que las autoridades en Florida han abierto el caso de la desaparición del esposo de Baskin, que según Joe murió a manos de su mujer, quien habría alimentado a los tigres con su cadáver. La atención despertada por el programa ha sido tal, que Nicolas Cage debutará en televisión dando vida a Joe Exotic en una serie de ocho episodios que producirán CBS Television Studios e Imagine Television. No es el único proyecto en marcha inspirado en Tiger King, ya que Kate McKinnon, muy conocida por el programa Saturday Night Live, interpretará en otra serie a la enemiga de Exotic, Carole Baskin.

Los creadores de la serie preparan una segunda entrega del formato que se centrará en el dúo de magos Siegfried & Roy, populares por sus espectáculos con felinos. La noticia llegó en mayo, después de que Roy muriera a los 75 años por complicaciones derivadas del coronavirus. Horn ocupó titulares en todo el mundo cuando en 2003 fue mordido por un tigre durante un espectáculo en el casino-hotel Mirage de Las Vegas. Sobre el escenario, un tigre atacó al mago, le mordió en el cuello y le arrastró fuera del escenario frente a los atónitos espectadores, lo que supuso la cancelación de uno de los espectáculos más populares de Las Vegas.

Los defensores de los animales están usando el éxito de la serie para impulsar sus campañas y otras empresas como Discovery ya han anunciado que explorarán aspectos laterales destapados por Goode y Chaiklin. Según los productores, no hay nadie más emocionado que el propio Joe King, quien les habría dicho que piensa escribirle al presidente Trump, para pedirle un perdón presidencial ahora que es una figura pública.

'Exotic' cumple una condena de 22 años por intento de asesinato y en Florida revisan la desaparición del esposo de Baskin