La guerra de los contratos

15.01.2022 | 00:11
La guerra de los contratos

Los proyectos de Robótica, Inteligencia Artificial, Análisis de Datos o Computación Cuántica buscan talento para poder ser llevados a buen puerto. Grandes corporaciones con mucho capital que pueden 'robar' trabajadores a base de talonario

EL talento es un bien escaso y en el mundo tecnológico esa escasez está haciendo que muchas compañías empiecen a subir sus salarios y lo que es peor, a robar trabajadores a otras empresas. Hace años era muy común que un empleado de una empresa innovadora con una carrera de ingeniero informático fuera como una abeja de flor en flor, de empresa en empresa viendo como su sueldo iba aumentando en parte debido a la escasez de personal especializado. La mayoría de los puestos no requerían grandes conocimientos, bastaba con tener una base y mediante formación interna o ir capeando el día a día, estos profesionales lograban sacar los proyectos adelante. Pero entre las crisis que azotaban de forma cíclica el panorama mundial y que cada vez había más informáticos, estos trabajos empezaron a escasear o se habían convertido en meras rutinas que consistían en corregir errores o hacer el mantenimiento de antiguos sistemas que necesitaban ser sustituidos. No obstante, los proyectos de Robótica, Inteligencia Artificial, Análisis de Datos o Computación Cuántica siguen buscando talento para poder ser llevados a buen puerto. Para trabajar en estas ramas ya no hay una carrera concreta, y las metemos a todas ellas bajo el acrónimo STEAM (S-Ciencias, T-Tecnología, E-Ingeniería, A-Arte y Lógica, M- Matemáticas). Por desgracia no son centros de estudios que tienen problemas para llenar sus aulas.

Siempre hemos oído hablar de la guerra de los contratos tecnológicos. Grandes corporaciones con mucho capital que pueden robar a su propia competencia trabajadores a base de talonario. En los últimos meses tanto Microsoft como Google han visto como sus equipos de Inteligencia Artificial y de Realidad Aumentada han tenido numerosas bajas. ¿Dónde se han ido todos? El anuncio del Metaverso de Facebook no era simplemente humo, ya llevaban meses formando los equipos de trabajo y hasta no tener claro que podía ser una realidad no convocaron la rueda de prensa. Todavía queda mucho camino por delante y se siguen anunciando vacantes y puestos de trabajo que hay que cubrir y que Facebook riega con sueldos muy generosos. De todas formas si no conoces Silicon Valley te diré que la mayor parte de estos salarios se van en pagar las astronómicas cifras de los alquileres de casas que ante la gran demanda y la poca oferta están haciendo de oro a los negocios inmobiliarios. Pero el problema de la falta de talento tecnológico especializado tiene ahora mismo en vilo a las StartUps.

Emprender, montar tu propia empresa es algo que hace moverse a la economía y gracias a estas compañías surgen nuevas ideas y nuevos inventos. Quizás Israel sea el paraíso del emprendimiento tecnológico sobre todo en materia de ciberseguridad. Pero de la noche a la mañana miles de estos pequeños negocios han empezado a cerrar porque los cheques de las grandes corporaciones han empezado a pescar y esquilmar un ecosistema que se consideraba un modelo de referencia para llevarse todos los programadores, analistas o perfiles que tengan que ver con la innovación y la tecnología. Aquí queremos montar una plataforma de empresas con proyectos tecnológicos pero el problema de talento es el mismo. No hay recursos suficientemente especializados y los pocos que salen cada año optan por irse a una empresa de renombre. Quizás es el momento de que todo ese parque de informáticos especializados en gestión, se reciclen para cubrir esos puestos en innovación tecnológica.

@juandelaherran

noticias de deia