¿No haces la cama todos los días? Cinco razones científicas para hacerlo

Se recomienda hacerla antes de la ducha y el desayuno

05.02.2021 | 13:37
Razones por las cuales deberías hacer la cama todos los días.

Vivir en pareja es uno de los factores más importantes para impulsar el mantenimiento de un orden común en casa (la mayoría considera que es peor una bronca de tu pareja que la de una madre, por el riesgo de romper en el primer caso). Pero, además, existen varias razones de peso científico para que hagas la cama todos los días.

1. El sapo en ayunas: haz primero eso que te cuesta (hacer la cama)

Cuando ordenas, mentalmente tu cerebro se relaja y se prepara para un día mejor. Se recomienda hacerlo antes de la ducha y el desayuno. Está comprobado (y puede que tú mismo lo hayas notado) que, a medida que se madura en edad, esta necesidad de claridad es más importante, porque los cerebros jóvenes captan mejor los detalles (pero no la foto de la situación general), mientras que a los cerebros de más edad los detalles les molestan porque quieren captar el panorama. Y por eso tienden a despejar estancias, muebles, etc.

2. Un pequeño paso para ti, un gran orden en tu habitación

Nuestro cerebro viene a considerar que una cama perfecta representa aproximadamente el 35% de la habitación. Arréglala rápido y te parecerá que tengas el cuarto casi perfecto aunque la realidad sea que está perfecta su casi mitad.

3. Buenos hábitos, una vida ordenada

Hay una conferencia por internet de un general de los Navy Seals que explica que la principal obligación matutina de sus soldados es dejar el catre impoluto. Según él, un hábito positivo hace una vida ordenada y como hacer la cama es muy fácil, si la haces de 10, tu vida será de 10. Seguramente no llega a tanto en la mayor parte de los casos, pero podemos captar gran parte de verdad en sus palabras.

4. Una noche de ensueño

Según estudios de la Asociación Nacional Americana para el Sueño, una cama de revista de decoración te ayudará a conciliar el sueño mucho más rápido y es especialmente importante en casos de insomnio.

5. Tu retiro espiritual

Has tenido un día de perros, no quieres hablar con nadie, solo piensas en comer chocolate y olvidar el mundo y, cuando entras en tu habitación, parece el zoco. Especialmente en estas situaciones, encontrar una habitación poco decorosa lo único que hace es empeorar tu estado de ánimo. Ya solo queda comprarse la batamanta y engordar hasta el fin de tus días. Evítalo haciendo la cama antes de que te sorprenda una de estas negras jornadas.

En resumen, tener una cama recién arregladita es una sensación maravillosa y además de lo dicho, si vives en pareja como decíamos al principio, hasta puede que provoque alguna situación sugerente. Puede que te toque tener que hacer de nuevo la cama después, pero, en ese caso, habrá sido por una buena razón.