mesa de redacción

Cambiar el chip

01.08.2021 | 00:29
Cambiar el chip

La industria automovilística europea lleva unos meses tentándose la ropa porque la anticipación del paradigma eléctrico les obliga a modificar sus estrategias de producción y desarrollo de producto a diez años vista y porque, entretanto, están severamente afectadas en su capacidad de producción por falta de microchips. La electricidad moverá la automoción en poco más de una década pero la electrónica la lleva moviendo desde hace un par. Troquelar e imprimir circuitos y fabricar chips electrónicos fue denostado como actividad de poco valor añadido. El diseño y la innovación han estado en el centro de los modelos de creación de valor y la manufactura, poco más que un coste a contener. Así que hoy se paran las producciones en Europa porque Asia, y especialmente China, no surte con la debida eficiencia. Será por la pandemia, será porque su mercado interior empieza a demandar más producto o será porque a alguien le viene mejor que la producción europea sea la afectada por retrasos en el suministro. La vieja estrategia de competencia desmontó sectores enteros en varios países de la Unión Europea –sobre todo de industria pesada– pero no ha favorecido su sustitución, por ejemplo, por la producción suficiente de estos diamantes electrónicos. China era más barata. Y hoy decide a quién se los vende. A lo mejor es hora de cambiar el chip y rescatar la capacidad de autoabastecernos de productos de los que depende nuestra economía continental.

Más información

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia