Yamaha baja a Viñales de la moto y le acusa de romperla

El equipo ha suspendido al piloto para la carrera de este fin de semana en Austria debido al confuso funcionamiento de la moto durante el último Gran Premio

12.08.2021 | 17:18
Maverick Viñales sobre su Yamaha YZR-M1 en Qatar

La guerra entre Maverick Viñales y Yamaha ha vuelto a estallar en Austria. El Gran Premio de este fin de semana se ha terminado para el catalán antes de encenderse el semáforo. Su equipo, el Monster Energy Yamaha MotoGP, ha decidido bajarle de la moto tras la última cita, donde, según la marca nipona, el catalán forzó su máquina irresponsablemente, hasta el punto de poder poner en peligro la seguridad del resto de pilotos. Con esta retirada, la fábrica japonesa sólo contará con tres pilotos este fin de semana en el Red Bull Ring, ya que el de Roses no será sustituido en esta ocasión.

Esta vez ha sido Yamaha quien ha golpeado. El comunicado que ha hecho público la fábrica de los diapasones explica que "lamenta anunciar que la inscripción de Maverick Viñales en el GP de Austria de este fin de semana ha sido retirada por el equipo Monster Energy Yamaha MotoGP, debido al inexplicable funcionamiento irregular del piloto con la moto durante la carrera de Estiria del pasado fin de semana". Como consecuencia, la moto del piloto de Roses se quedará dentro del garaje todo el fin de semana, ya que no tendrá sustituto. Solamente saldrá al Red Bull Ring con una Yamaha oficial el actual líder del mundial, Fabio Quartararo.

El fabricante japonés acusa al catalán de forzar un fallo mecánico en su moto durante el Gran Premio de Estiria, celebrado el pasado fin de semana, poniendo en peligro al resto de pilotos. Durante las últimas vueltas, como comprobaron posteriormente los ingenieros de Yamaha, Viñales forzó la aceleración de su moto en varias curvas, y al retirarse sin acabar la carrera, en su camino hacia el garaje, fue acelerando en vacío el motor sin ningún motivo aparente. Tras un "análisis exhaustivo de la telemetría y los datos de los últimos días" la conclusión del equipo es que "las acciones del piloto podrían haber causado un daño significativo en el motor de su moto YZR-M1, lo que además podría haber provocado graves riesgos para el propio piloto, y posiblemente suponer un peligro para todos los demás pilotos de MotoGP durante la carrera", relata la nota emitida por la marca nipona.

Esta decisión de Yamaha rodea de incertidumbre el futuro del de Roses en la competición. En cuanto a las próximas citas, la nota emitida por el equipo reza que "las decisiones relativas a futuras carreras se tomarán después de un análisis más detallado de la situación y de nuevas conversaciones entre Yamaha y el piloto", lo que deja en el aire si el catalán volverá o no a subirse a su moto este año. Además, Viñales anunció su separación de la marca de los diapasones a final de esta temporada antes del parón estival. Ya de vuelta en los circuitos, el piloto aún no se ha pronunciado acerca de su futuro para el próximo curso.

noticias de deia