Ejercicio con tu propio peso

Durante el confinamiento, Ylenia Baglietto y Lander Otaola no han dejado de hacer deporte en casa. Ella ha empezado a hacer calistenia, una disciplina que nació en Francia a comienzos del siglo XIX

24.05.2021 | 08:40
La calistenia es un sistema de ejercicios físicos que se hace con el propio peso corporal.

Las largas jornadas de trabajo o las largas horas estudiando, entre otros, son las continuas excusas que se dicen a la hora de no hacer deporte, ya sea en un centro determinado para ello o en casa. Sí, en casa, has leído bien. No es necesario trasladarse a un gimnasio, box, o similares, para moverse y fortalecer tu cuerpo. "Lo que hemos aprendido en CrossFit lo hemos puesto en práctica en casa. Sabemos que no es lo mismo, porque no te exiges igual, pero somos dos enfermos del dejado de hacerlo", asegura el actor Lander Otaola. La actriz Ylenia Baglietto, por su parte, incluso se compró "una esterilla para hacer yoga y pilates y una banda elástica para hacer calistenia con mi peso.

¿Calistenia? ¿Qué es eso? Técnicamente, es un sistema de ejercicios físicos que se hace solamente con el propio peso corporal. En este tipo de deporte, que tiene su origen en Francia en el siglo XIX, se centra en todos aquellos movimientos de las cadenas musculares que componen el cuerpo de quien lo practica y tiene como fin desarrollar la agilidad, la fuerza física y la flexibilidad. En la calistenia se intenta conseguir una mayor contracción muscular y que el cuerpo tenga siempre una postura correcta, ya que de esta manera se podrá modelar el cuerpo, mejorar la postura en cada movimiento y definir un buen contorno del cuerpo. El objetivo, en definitiva, es lograr fuerza y belleza en cada uno de los ejercicios que se realicen, tal y como se refleja en la etimología de su nombre, ya que 'kalos' es belleza y 'sthenos' significa fortaleza en griego.

En 1822, Wilson Ovalle Astudillo lo empezó a difundir por Francia primero e Inglaterra después y ha crecido hasta hoy, pasando de ser una simple disciplina de entrenamiento a ganar popularidad en el mundo del fitness, llegando a ser hoy día un deporte en sí mismo. Poco a poco, se empezó a expandir más y más por Europa, gracias a las publicaciones de Astudillo y su discípula Marian Mason, hasta que a mediados del siglo XIX, en el año 1857, y gracias a Catharine Beecher, se popularizó en los Estados Unidos, después de que ésta publicase Fisiología y calistenia para las escuelas y familias.

Los ejercicios de calistenia están divididos en básicos, estáticos y dinámicos. Los primeros tienen el objetivo de fortalecer los músculos del cuerpo y son los que se hacen cuando el deportista empieza a introducirse en la calistenia. En cuanto a los segundos, son todos aquellos que tienen el único fin de mantener una posición durante un tiempo determinado. Son complejos y de dificultad, por tanto, más avanzada a los previamente mencionados o denominados como básicos. Este tipo de ejercicios, además, requieren de mucha fuerza, tanto muscular como de tendones. Aquí, y para que se entienda de manera mucho más visual, es muy famoso el ejercicio denominado 'bandera', debido a la espectacularidad del movimiento cuando se ejecuta bien. Consiste en que el deportista agarre con sus manos una barra vertical en la que pueda tener un buen agarre de manos, y, cuando lo logr, tiene que poner su cuerpo de manera horizontal. Es, sin duda, el ejercicio más impresionante de esta disciplina deportiva.

Por último, está el ejercicio de tipo dinámico, que está compuesto por movimientos que se realizan generalmente en el estilo libre, free-style en inglés. Son de dificultad avanzada y en este caso, además de la fuerza, tanto muscular como en los tendones, también es necesario tener mucha agilidad y buenos reflejos para la correcta ejecución de cada uno de los movimientos.

ENTRENAMIENTO MILITAR

Los militares, antes, incluían ejercicios de calistenia en sus entrenamientos, ya que era y es un deporte que no requiere de materiales específicos para practicarlo y se asemeja bastante al tipo de movimientos que estos profesionales tenían que hacer cuando estaban en pleno combate. La calistenia les ayudaba a mantenerse fuertes, activos y mejoraba su habilidad, además de perfeccionar sus técnicas necesarias para luchar.

El hecho de que sea fácil de aprender y de que además pueda emular situaciones reales de combate, ha ayudado a que su práctica se haya empezado a popularizar. A pesar de que su uso en las fuerzas armadas empezó hace mucho, en la actualidad se ha puesto de moda y son muchas las personas que lo han descubierto recientemente, debido a su utilidad, facilidad y practicidad.

noticias de deia