La tradición como potenciadora de una excelente materia prima

En Pagos de Araiz, a la elaboración tradicional se añaden las cuidadas vinificaciones diferenciadas por variedades. Así es como esta bodega crea sus vinos complejos y equilibrados. Se basan en una cultura centenaria que vincula cada parcela con el vino, en la sabiduría de sus antepasados y el conocimiento que emana de esta tierra

19.04.2022 | 17:35
Esta bodega tiene 240 hectáreas de viñedos.

En Pagos de Araiz se pueden encontrar diferentes variedades de uva. Tempranillo aquí, garnacha allí, o merlot, graciano, cabernet sauvignon y también syrah. Todas ellas se enraízan sobre la tierra de Olite. Con sus frutos se elaboran un total de siete vinos redondos. Entre ellos los pertenecientes a la línea Blaneo; compuesta por el Blaneo Syrah, madurado en barrica de roble francés y americano; y el Blaneo Chardonnay.

En los botelleros Pagos de Araiz encontramos el mejor rosado de Navarra, escogido así por la Selección de los Vinos DO Navarra 2021; el Rosé; un vino joven; un crianza y un vigoroso roble considerado Mejor Vino Tinto Roble de la DO Navarra 2020.

Masaveu y Pagos de Araiz, historia del éxito

  • Corría el año 2000 cuando la familia Masaveu adquirió la Finca de Pagos de Araiz en Olite, Navarra. Desde la serenidad que proporcionan los muros de una bodega estilo château reposaron las bases de un proyecto fresco y atrevido en la Denominaciones de Origen (DO) Navarra. La bodega, que se levanta a las afueras de la villa medieval, ofrece numerosas experiencias enoturísticas. Resulta sencillo en un verdadero paraíso alfombrado de viñedos y encuadrado en el entorno histórico-artístico y gastronómico de la zona. La simbiosis perfecta con el paraje.

    En el año 1974 la familia Masaveu, cuya relación con las cepas data de mediados del siglo XIX, adquiere Bodegas Murua. Desde ese momento se ha ido extendiendo a distintas DO. Navarra es una de ellas.


"Queremos que el visitante pueda disfrutar los excelentes vinos blancos, rosados y tintos llenos de matices y personalidad que aquí se elaboran con un entorno privilegiado", explica Chelo Miñana, responsable de ecommerce de Masaveu Bodegas.

Los cuidados que reciben tanto la cepa como la uva y la cuba forman parte de la cultura de esta bodega. Todo esta concienzuda atención a cada detalle marida perfectamente con el empleo de tecnología de última generación como sistemas de control de temperatura, líneas de embotellado con una capacidad de producción de 6.000 botellas por hora y procedimientos de control pioneros.

Los vinos de Pagos de Araiz son vinos sin complejos, de espíritu libre y llenos de matices.

Esta unión entre tradición y tecnología permite que cada una de las variedades de uva se vinifique por separado. El vino resultante madura tras evolucionar en barricas de roble. Con una atención total a los procesos, Pagos de Araiz consigue producir una media de 500.000 botellas al año, al igual que su compañera Murua.

El respeto por la tierra y la calidad a la hora de elaborar los vinos a través de sus propias bodegas y plantaciones garantiza al amante del vino la calidad máxima. La vendimia en Pagos de Araiz se lleva a cabo de noche y madrugada para evitar que el sol provoque el inicio de la fermentación de manera espontánea. Además, los capazos de fruta alcanzan la bodega en menos de 30 minutos para más seguridad. Ambos factores redundan en la óptima calidad del caldo cuando se vierte en el fondo de una copa listo para ser paladeado.

Estos cuidados, y el esfuerzo por mantener la tradición vinícola vinculada al corazón de Navarra, logran que tanto los winelovers como los más exigentes y expertos catadores del planeta se quiten los sombreros ante Pagos de Araiz, una bodega que se compromete a mejorar cada día.

Visitar Pagos de Araiz es descubrir una impresionante bodega estilo château situada a las afueras de la villa medieval de Olite.

Sus vinos, ya consolidados en el mercado estatal y reconocidos en los principales mercados internacionales, han convertido de la bodega un destino obligado para quienes deseen sentir en su propia piel la magia de la uva navarra.

Apuesta por el enoturismo seguro

  • Toda una serie de actividades en torno al arte del vino puede disfrutarse en Pagos de Araiz. La bodega navarra retomó su rica oferta enoturística el pasado verano.

    El chateau es un lugar apropósito para eventos, reuniones, presentaciones y celebraciones. Cuenta con opción de visitas privadas para conocer los vinos que se encuentran en elaboración. Por otro lado, la poderosa gastronomía navarra e internacional no necesitan más alabanzas. Lo mismo que la riqueza histórico-artística que rodea a Olite.

    Debido a la pandemia del Covid-19, la bodega se encarga de garantizar la seguridad tanto del visitante como del personal en Pagos de Araiz. De esta manera, el visitante puede disfrutar de los viñedos, la bodega y los vinos sin necesidad de reducir las posibilidades y actividades en torno al arte vinícola.


PAGOS DE ARAIZ

  • PAGOS DE ARAIZ ROSÉ: Elaborado con uvas 100% garnachas con una media de 20 años. Influencia mediterránea y pirenaica.
  • PAGOS DE ARAIZ ROSADO: Elaborado con uva 100% garnacha con una media de 20 años. Mejor Vino Rosado de Navarra 2021.
  • PAGOS DE ARAIZ JOVEN: Se elabora con uvas tempranillo 60% y garnacha 40%.
  • PAGOS DE ARAIZ ROBLE: Elegido por tercer año consecutivo embajador de la D.O. Navarra en la categoría de vino joven con semicrianza. Tempranillo 50%, merlot 30%, garnacha 20%.
  • PAGOS DE ARAIZ CRIANZA: Una delicada elaboración y crianza por separado de cada variedad, realizada en barricas de roble francés o americano. Tempranillo 30%, merlot 30%, syrah 20% y cabernet sauvignon 20%.
  • BLANEO CHARDONNAY: Conocido como "chardonnay chamaco". Se trata de un viñedo de producción muy limitada. 100% chardonnay.
  • BLANEO SYRAH: Dos laderas entre los 360 y los 380 metros de altitud con dos variedades de suelo donde los viñedos tienen una media de 20 años. 100% syrah.


noticias de deia