Mendia pide el voto para llevar a Lakua políticas de izquierda

Llama a "acordar sin exclusiones" para reconstruir Euskadi y a evitar "experimentos" a la hora de formar el Gobierno

30.06.2020 | 00:32
Idoia Mendia, durante el acto electoral en Errenteria. Foto: Efe

La candidata del PSE a lehendakari, Idoia Mendia, aseguró ayer que, "salvo que alguien tenga en la cabeza un Gobierno solo de nacionalistas, la única garantía de políticas de izquierdas" en el próximo Ejecutivo vasco la constituye su partido. En un mitin celebrado en Errenteria, donde compartió escenario con el secretario general del PSE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, Mendia se dirigió a "esa mayoría progresista que vive en Euskadi y que no quiere líos de nacionalistas".

"Aquí está el PSE, tenemos el liderazgo, tenemos el equipo y el proyecto y como aliado al Gobierno de Pedro Sánchez. Sabemos la Euskadi que queremos y cómo hacerla", subrayó. La dirigente socialista presentó además a su formación como "un partido fiable y seguro, un camino para progresar y convivir entre diferentes" en el que caben "todos".

"Somos la izquierda vasca responsable y coherente, la no nacionalista, la que sabe gobernar, la que ofrece soluciones frente a la crispación", recalcó, y se postuló para liderar en Euskadi un modelo de trabajo "abierto, participativo y basado en el acuerdo".

"Otros pretenden dar lecciones, pero no dicen qué quieren hacer con los votos. Los socialistas sí sabemos lo que vamos a hacer con la confianza de los ciudadanos: pedimos el voto para liderar un Gobierno centrado en garantizar la salud de las personas, que sirva para reconstruir social y económicamente Euskadi, y para que nadie se nos quede atrás", explicó.

Con este objetivo, se propuso "acordar sin exclusiones y actuar con mucha rapidez" porque, según su parecer, "los ciudadanos no quieren ni más líos, ni experimentos de Gobierno ni más incertidumbres de las que ya tienen en su día a día". Recordó además que el PSE ya tiene "experiencia en llevar a Euskadi adelante", como hizo al sacarla "del túnel del terrorismo" y también al hacer frente a la crisis económica de 2008.