Calviño abre la puerta a ampliar los sectores que recibirán los 11.000 millones de ayudas

Aumentan las quejas de los colectivos que se han quedado fuera del plan

16.03.2021 | 01:03
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, abrió el lunes la puerta a realizar "ajustes" en el real decreto ley que regula el paquete de 11.000 millones de euros en ayudas para empresas y autónomos durante su tramitación en el Congreso e, incluso, a ampliar el espectro de potenciales beneficiarios si fuese necesario. La precisión de Calviño llega después de que, a lo largo de todo el fin de semana, haya habido quejas de distintos sectores empresariales por haber quedado excluidos de estas ayudas.

Es el caso, por ejemplo de las peluquerías, los centros de estética, las academias de estudios, las autoescuelas o las tiendas de souvenirs, entre otros, según denuncian desde la asociación de autónomos ATA. Su presidente, Lorenzo Amor, arremetió contra los criterios del Gobierno para el reparto de estas ayudas, al preguntarse cómo sí llegarán a los locales de apuestas y no a todas las actividades antes citadas.

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), Raúl Palacios, también instó a Calviño a incluir a los negocios del sector de la venta y reparación de automóviles dentro del plan de ayudas directas. Esta inclusión supondría que 42.000 empresas y 35.000 autónomos puedan hacer frente a la crisis derivada de la pandemia de covid-19.

La vicepresidenta tercera admitió que le "sorprendió" que Unidas Podemos se posicionara en la "fuerte defensa" de los empresarios, después de que el partido que encabeza Pablo Iglesias insistiera en que las ayudas directas dentro plan de 11.000 millones para pymes y autónomos alcanzasen los 8.000 millones, frente a los 7.000 millones finalmente destinados.

"Me ha sorprendido que Unidas Podemos se posicionara en esa dinámica de tan fuerte defensa de los empresarios. Pero bienvenido sea y valoro positivamente el hecho de que el conjunto del Gobierno seamos tan claramente conscientes del importante papel que juegan las empresas", señaló Calviño en Telecinco.

El volumen total de ayudas directas finalmente aprobadas ascendieron a 7.000 millones y la ministra ha vuelto a recalcar que en "ningún momento" hubo discusión de cifras en el seno del Gobierno. "No es cierto", enfatizó la ministra, tras defender que se ha trabajado meses con diferentes organismos como el Banco de España sobre los sectores que se verían beneficiados o el volumen necesario para atajar los problemas de solvencia de estas empresas.

La ministra aseguró también que se contempla la posibilidad de ampliar e incorporar otros sectores a la lista de casi 100 actividades beneficiadas por dicho plan, según cómo vaya evolucionando la economía. Además, aclaró que lo más probable es que el proyecto se tramite como proyecto de ley en el Congreso, puntualizando que "si hay que hacer algún ajuste, se hará".

Calviño recalcó que el objetivo es otorgar ayudas a las empresas que no estuvieran en una mala situación en 2019, para lo que es fundamental atender a las declaraciones del Impuesto de Sociedades para conocer la situación patrimonial de los negocios.

Sobre este plan, Calviño señaló que es el "empujón final" para que las empresas puedan pagar las deudas que han acumulado desde marzo del año pasado tras el estallido de la pandemia. "Es muy larga la pandemia y tenemos que evitar que haya problemas de solvencia", remarcó la ministra antes de lamentar que no se haya podido evitar el cierre de algunos negocios por el fuerte impacto de las restricciones.

fiscalidad

No subirán impuestos este año. Calviño recalcó que el Gobierno actualmente "no está trabajando en la dirección" de subir los impuestos. No obstante, avanzó que se va poner en marcha un grupo de expertos para "analizar en profundidad" el funcionamiento del sistema fiscal español y mejorar su progresividad y capacidad de recaudación. Recordó que este año se han puesto en marcha los impuestos de transacciones financieras y el digital, y se está trabajando en una imposición verde, alineada con el conjunto de la UE.