Los accionistas del IMQ aprueban la entrada de Adeslas como socio

El 62% de los médicos respaldan al consejo, que no oculta su preferencia por la aseguradora

24.10.2020 | 01:13
Los accionistas del IMQ aprueban la entrada de Adeslas como socio

BILBAO – El Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ) tomó ayer un nuevo rumbo hacia un territorio inexplorado que podría suponer un cambio radical de modelo. Tras varios meses de debate interno, en muchas ocasiones tenso, y que ha generado una auténtica revolución tanto en la dirección de la compañía como en el propio consejo de administración, los accionistas autorizaron a la compañía a buscar un socio estratégico que acceda en el accionariado. Caixaseguros Adeslas tiene todas las papeletas para ser ese nuevo compañero de viaje.

El objetivo era establecer un mecanismo que garantice el relevo generacional, que los médicos que quieren retirarse puedan vender sus acciones a un precio de mercado, y la presidencia argumentó que la única solución es apoyarse en una compañía dispuesta a comprar participaciones.

Las asociaciones que habían polarizado las dos grandes sensibilidades, a trazo grueso: abrir la compañía a socios externos o buscar fórmulas para blindar la propiedad, acudieron a la junta con las fuerzas equilibradas, aunque con ligera ventaja en el voto delegado para los que promovían la venta de acciones.

Sin embargo, fueron los sufragios delegados de algunos miembros del consejo, con su presidenta, Beatriz Astigarraga, al frente, los que inclinaron la balanza. El resultado final de la votación no deja dudas. El 62% votó a favor de la propuesta del consejo –buscar un socio y situar a Adeslas como principal referencia–, pero dos consejeros, Alfonso Gil y José María Castaños, se opusieron.

En la junta se vivió la tensión de los últimos meses –tras la aprobación del punto sobre la apertura del accionariado se pidió la dimisión del consejo– y, lo que se intuía que iba a ser una maratón debido a los 23 puntos del orden del día, fue más allá. La asamblea arrancó con dos horas y media de retraso por las medidas anticovid y el recuento del quórum. El cuarto punto, el clave, se cerró pasadas las 21.30 horas, cinco horas después del inicio previsto. Al cierre de esta edición no se habían decidido cuestiones tan importantes como el precio de las acciones.