El Gobierno vasco elabora una guía para garantizar la salud en la vuelta a la actividad

Incluye medidas para garantizar la salud de los trabajadores ante el coronavirus

14.04.2020 | 16:11
El Gobierno vasco elabora una guía para garantizar la salud en la vuelta a la actividad
Polígono industrial.

El Gobierno vasco ha elaborado una guía con medidas para garantizar la salud de los trabajadores ante el coronavirus en el arranque de la actividad industrial, y en ella se recuerda que Osalan, la Autoridad Laboral y la Inspección de Trabajo pueden solventar con rapidez las discrepancias que surjan.

La publicación de esta guía coincide con la reincorporación a sus centro de trabajo este martes en Euskadi de los trabajadores de actividades no esenciales que no pueden teletrabajar, como la construcción o la siderurgia.

La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, ha sido la encargada de presentar esta guía en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, que ha estado a disposición de todas las partes durante el fin de semana, y ha insistido en que su objetivo es que la vuelta a la actividad en las empresas se haga con todas las garantías para la salud de los trabajadores ante el coronavirus.

Ha explicado que la guía no determina la apertura de las empresas sino que da pautas para un retorno "ordenado" y "saludable" al trabajo.


La consejera ha agradecido a Confebask y a todas las organizaciones sindicales más representativas de Euskadi (ELA, LAB, CCOO y UGT) las aportaciones realizadas a esta guía que establece una serie de actuaciones a realizar por los agentes involucrados: Osalan, servicios de prevención, empresas, organizaciones empresariales y sindicales.
San José ha asegurado que algunas de las reacciones que ha leído sobre esta guía son "críticas que no tienen nada que ver con los contenidos" de la misma.

"Si no quieren que se abran las empresas que lo digan así, pero no pueden poner en duda el compromiso de los empresarios, de las organizaciones sindicales, de los representantes de los trabajadores, de los servicios de prevención, de Osalan, de la Autoridad Laboral, de mi departamento y del conjunto del Gobierno vasco para con la salud de los trabajadores", ha insistido.

Ha remarcado que tanto las decisiones del Gobierno vasco como el dl español en relación con la vuelta al trabajo están basados en informes de expertos y ha asegurado que lo temerario sería no adoptar las medidas de seguridad pertinentes, en referencia a las críticas recibidas por parte de formaciones como EH Bildu .

El objetivo es "trabajar con seguridad" y esta guía es "un buen instrumento para ello", ha indicado San José, que ha precisado que en estas primeras horas no se han registrado denuncias por incumplimientos en las medidas de seguridad.

En la guía se establece que las empresas tendrán que comunicar a los representantes de los trabajadores o a los propios empleados si no existiera esa representación su intención de reabrir el centro de trabajo con una "antelación mínima de 48 horas".

También deberán elaborar e implementar un plan de medidas preventivas para garantizar la "adecuada, necesaria y suficiente protección" de la salud de los trabajadores e informarán de la referida guía en el arranque de la actividad.
Cuando en la empresa no haya consenso sobre la guía de arranque de actividad y sin embargo la dirección avance en la reapertura del centro de trabajo, las partes deberán solicitar asesoramiento a Osalan para poder clarificar si el plan de contingencia comprende las medidas adecuadas para garantizar la salud de los trabajadores.

Si persiste la falta de acuerdo, la Autoridad laboral, previo informe de la Inspección de Trabajo, evaluará la situación en el plazo de 24 horas y procederá como corresponda.

Si una empresa vuelve a la actividad sin implementar esta guía de arranque de actividad, los interesados podrán acudir a la Autoridad Laboral, que junto a la Inspección de Trabajo y Osalan evaluará la situación y adoptará las medidas necesarias.

En la guía se incluye un anexo con una serie de recomendaciones operativas elaboradas por Osalan para evitar la propagación y contagio del COVID-19 destinada a los servicios de prevención en el que se subraya la necesidad de mantener una distancia de al menos 2 metros entre los trabajadores en todas las situaciones y en que estos tengan acceso fácil a agua y jabón, así como a papel desechable para secado y papeleras. En los lugares donde esto no sea posible se deberá tener acceso a geles hidroalcólicos.

También se incluye un enlace al documento elaborado por el Gobierno vasco y actualizado a 13 de abril con los pasos a seguir por el empresariado para reducir el riesgo de exposición al COVID-19 con medidas todavía más concretas basadas en una clasificación de los trabajadores en función de su exposición (exposición de riesgo, exposición de bajo riesgo y baja probabilidad de exposición) .

En concreto se establecen 16 medidas generales para todos, vinculadas con las distancias y el acceso a útiles de limpieza de manos, pero también se recomienda establecer horarios y turnos especiales para reducir el número de personas trabajadoras presentes al mismo tiempo en los lugares de trabajo, limitar el uso de vestuarios e incrementar las labores de limpieza y desinfección, que deben llevarse a cabo varias veces en cada jornada laboral.


En cuanto a las EPIs (mascarillas y guantes) se fija su uso en los profesionales que tienen una exposición de riesgo y de bajo riesgo.

noticias de deia