Instan a Araluce a entregar los troqueles a Batz

El Juzgado de lo Mercantil considera que es la mejor decisión para asegurar el cobro de salarios

24.12.2019 | 06:17
Trabajadores de Araluce en huelga.

BILBAO - El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha dictado un auto por el que accede al auxilio solicitado por administrador concursal que lleva el proceso de la empresa vasca Araluce, en orden a proteger los troqueles y piezas que hay en el interior de las instalaciones de la citada compañía sita en la localidad vizcaina de Igorre y posibilitar su retirada por Batz Sociedad Cooperativa. Este mismo administrador concursal había solicitado "infructuosamente la colaboración de los trabajadores de Araluce en varias ocasiones", según ha informado la cooperativa integrada en el Grupo Mondragon.

Asímismo, el auto judicial analiza esa solicitud relacionándola con la huelga indefinida que los trabajadores de Araluce, empresa en situación de insolvencia y en proceso de concurso de acreedores, están llevando a cabo desde el pasado día 14 de noviembre para concluir que la huelga "no puede ser una vía para producir daños o deterioro en los bienes de la empresa".

Durante las negociaciones del proceso concursal, el comité de empresa de Araluce ha procedido, "como parte de su estrategia negociadora en todo momento, a retener troqueles y otros productos terminados, que debían haberse entregado hace ya semanas a clientes finales, provocando un grave perjuicio y enorme riesgo para su propia sociedad y los intereses de sus trabajadores", recordó Batz, compañía dueña de Araluce desde 2016 cuando acudió a su rescate.

En este sentido, las mismas fuentes explicaron que el retraso en la entrega de los troqueles puede conllevar la depreciación económica del producto, en la medida que el destinatario final de los mismos "pudiera no quererlo con causa en el retraso, además de correrse el riesgo de incurrir en causa de solución contractual por incumplimiento y devaluarse los troqueles y piezas a un valor de mero achatarramiento y no pagarlos. Además, desde Batz se denuncia que, de esta forma, se pone en peligro el lanzamiento de nuevos modelos y se busca "hacer el mayor daño posible a la sociedad cooperativa".

Por ello, el Juzgado de lo Mercantil considera que es "más beneficioso" para todos los acreedores de Araluce, pero también para sus trabajadores, la entrega de los troqueles y piezas a Batz S.Coop., y que "no pueden retenerlos ni dificultar o impedir esa entrega".

Batz apuntó que con esta entrega se producirá un cobro "importante" que va a permitir pagar salarios, mientras que con la retención "ilícita que están haciendo, se perjudican gravemente a Batz y, directamente también, a la propia Araluce".-