a su competidor senvion

SGRE compra a Senvion su negocio de mantenimiento y la fábrica lusa de palas

La operación valorada en 200 millones de euros incorpora 2.000 empleados, 8,9 Gw en servicio y la planta de Portugal

09.02.2020 | 19:48
La empresa alemana Senvion, con sede en Hamburgo, ha fabricado e instalado más de 8.200 molinos de viento en medio mundo.Foto: Senvion

La operación valorada en 200 millones incorpora 2.000 empleados, 8,9 Gw en servicio y la planta de Portugal

BILBAO - La reducción de precios en la energía eólica terrestre una vez eliminadas las subvenciones está obligando a las empresas fabricantes de aerogeneradores a reducir costes, a la vez que está induciendo un proceso de concentración para beneficiarse de economías de escala. En este sentido, la compañía vasca Siemens Gamesa (SGRE) ha dado un nuevo pase adelante en su lucha por el liderazgo mundial del sector con la danesa Vestas, al adquirir ciertos activos de la quebrada compañía alemana Senvion. En concreto, la empresa con sede en Zamudio se ha hecho con los servicios de mantenimiento de parques eólicos de Senvion, una cartera de unos 8,9 GW, y, lo que es más importante para Euskal Herria por la posibilidad de afrontar un nuevo competidor en casa, la planta portuguesa de fabricación de palas.

El grupo dirigido por Markus Tacke anunció ayer la citada compra de algunos activos de su competidor alemán Senvion, empresa que se encontraba al borde de la quiebra desde el pasado mes de abril y en proceso de liquidación supervisado por los administradores concursales alemanes. La operación, ya esperada desde el momento en que se anunció que ambas partes negociaban de forma exclusiva, tiene una lectura positiva para Siemens Gamesa, algo que los inversores reconocieron ayer en Bolsa, con una subida del 2%, pero ha levantado ciertas suspicacias entre una parte del colectivo laboral de Siemens Gamesa en el Estado español, -en concreto de los que forman parte de sus plantas de producción de palas en especial, en el caso vasco, la de Aoiz, en tierras navarras-, ya que el principal activo fabril comprado es una factoría de Senvion Portugal, especializada en la producción de palas.

Esta fábrica, Ria Blades Vagos, fue puesta en marcha en 2009 y ha sido ampliada dos veces de manera que a día de hoy tiene unos 750 empleados y está considerada como una de las plantas de producción de palas de aerogeneradores más grande de Europa y, además, una de las más productivas porque se beneficia de los menores costes laborales de Portugal.

En cualquier caso, la operación en la que la empresa alemana ha sido asesorada por Rothschild ha sido saludada de forma positiva por el CEO de Senvion, Yves Rannou, porque el acuerdo con Siemens Gamesa "permite salvaguardar al menos el 60% de los empleos de Senvion" porque Siemens Gamesa incorporará 2.000 nuevos trabajadores con esta adquisición, 1.200 en servicios y 750 en fabricación.

Costes

Respecto al coste económico de la operación, la cifra oficial, según Siemens Gamesa, es de unos 200 millones de euros por los citados activos, ya que el acuerdo no contempla la adquisición del conjunto de la sociedad, para evitar así asumir las deudas que arrastra la firma. El alto endeudamiento de Senvion, supera los 1.000 millones de euros, junto a una generación de recursos insuficiente, fue lo que arrastró a la compañía en abril al equivalente alemán a la suspensión de pagos y a iniciar el proceso de liquidación.

Aunque el coste de la operación es de unos 200 millones de euros, la misma llevará unos costes asociadas de otros 150 millones, según reconoce la empresa vasca.

Siemens Gamesa se ha hecho con el control de dos negocios de Senvion bien diferenciados, mantenimiento de parques eólicos terrestres y producción de palas. El primero es muy goloso para la compañía vasca, uno de los grandes operadores en esta actividad, pues sumará unos ingresos recurrentes por la actividad de mantenimiento de parques eólicos, con contratos vigentes de asistencia a instalaciones que tienen capacidad para generar 8,9 gigavatios. Con ello, Siemens Gamesa incrementa en un 15% su actividad en esta área pues pasará a controlar parques eólicos con una potencia total de 69 gigavatios.

«La entrada de estos activos refuerza la diversificación geográfica y de negocio de Siemens Gamesa con contratos a largo plazo y que, históricamente, cuentan con tasas de renovación muy altas», según la empresa con sede en la localidad vizcaina de Zamudio.El segundo negocio comprado es la planta portuguesa Ria Blades dedicada a la fabricación de palas para los aerogeneradores. Esta empresa factura más de 114 millones de euros y, según fuentes de la compañía vasca, "reforzará la cadena de valor industrial de Siemens Gamesa y reducirá la dependencia de proveedores asiáticos. Esta planta complementa la capacidad actual de Siemens Gamesa para satisfacer la demanda prevista del mercado». Senvion es una firma que ha fabricado más 8.200 aerogeneradores en el mundo.

noticias de deia