tras la salida de Ekarpen

El Gobierno vasco autoriza la adquisición de un 7,31% de la empresa Kaiku por 6,6 millones

Azpiazu destaca que el Gobierno vasco "entra para quedarse" en una empresa "con arraigo" en Euskadi

09.02.2020 | 18:51
El Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y Portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka (I) junto con Pedro Maria Azpiazu Consejero de Hacienda y Economía.

Azpiazu destaca que el Gobierno vasco "entra para quedarse" en una empresa "con arraigo" en Euskadi

GASTEIZ. Kaiku Corporación Alimentaria, S.L. es la sociedad matriz del Grupo Kaiku con domicilio social en Donostia, dedicada a la comercialización, distribución y venta de productos lácteos y agroalimentarios, cuyo origen se remonta a la constitución de las primeras cooperativas de ganaderos (Beyena, Gurelesa y Kaiku) en los años 50.

Las ventas en 2018 ascendieron a 393,3 millones de euros con un Ebitda de 23,6 millones de euros. Eel capital social de la compañía es de 82 millones de euros, siendo la participación societaria de un 73,47% de EMMI; un 10,79% de Kaiku; 0,20% de Lleters; un 8,23% de Caja Laboral y un 7,31% del fondo Ekarpen.

El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha explicado en la rueda de prensa tras el consejo de gobierno que, tras la permanencia "temporal" de Ekarpen --fondo de capital riesgo participado por el Gobierno vasco, las diputaciones forales, Mondragón y Kutxabank--, el Gobierno considera que la corporación tiene un "interés estratégico para la política industrial dirigida al sector agroalimentario".

Por ello, ha decidido hacerse con la participación de Ekarpen que sale del accionariado de la empresa alimentaria vasca. "El cambio es sustancial. El Gobierno vasco entra para quedarse en una empresa con arraigo en Euskadi", ha subrayado.

Asimismo, ha señalado que la presencia del Instituto Vasco de Finanzas (IVF) en Kaiku "reforzará la estrategia de la empresa vasca y su compromiso con el sector primario vasco", ya que "a través de Kaiku y su innovación se garantiza la recogida de la leche producida por los ganaderos locales (productos Km0)".

Dadas las características de la compañía, la participación podría sersusceptible de incorporarse con carácter adicional a la cartera del Fondo 'Finkatuz', una vez este se haya constituido formalmente, un fondo que contempla una inversión inicial de 100 millones de euros.

"NO ES UN RIESGO"

Preguntado sobre si con esta operación el Gobierno "sale en auxilio" de Kutxabank, el consejero ha defendido que esta operación "no es un riesgo" y ha recordado que en Ekarpen no solo participa Kutxabank sino también el propio gobierno, las diputaciones y Mondragón.

"No es un tema de hacer favores o no. Ekarpen sale porque su participación tenía vocación a corto plazo y el Gobierno vasco entra con vocación a largo plazo, de permanencia", ha insistido.

El consejero ha explicado que Ekarpen podía salirse de Kaiku y ha ejercido su derecho "con total libertad" y con "acuerdo" entre ambas partes. Por ello, ha insistido en que tras esta salida, el Gobierno vasco ha visto una "oportunidad" y ha puesto en valor las características de Kaiku subrayando que se trata de una "empresa de futuro que está creciendo y que está creando empleo".

También ha destacado que el pacto de accionistas "tiene el compromiso de tener el domicilio en Euskadi y una actividad económica importante con los ganaderos vascos, con los que se compromete a comprar la leche". "Creemos que es una decisión muy positiva y que la participación del Gobierno en todo caso, va a reforzar ese compromiso de la empresa con Euskadi", ha subrayado.

Azpiazu ha rechazado que el Gobierno vasco esté actuando "con improvisación" y ha explicado que se ha analizado, con los criterios establecidos en el marco de 'Finkatuz' y Kaiku "encaja perfectamente" con todas estas características que exige este fondo para tomar una participación.

Además, ha explicado que "no se quitan recursos" a 'Finkatuz' --que dispondrá de alrededor de 100 millones-- porque estos recursos serán adicionales de forma que "no va a restar recursos para tomar participaciones en otras empresas".

El consejero ha recordado que a principios del año 2020 quieren tener un plan de inversiones "mucho más detallado" pero ha indicado que se trata de un trabajo que se está llevando a cabo en la actualidad. "El análisis debe ser muy detallado porque las exigencias de 'Finkatuz' son importantes y difíciles en algunos casos", ha indicado.