pRESIDENTE DE VIDRALA

Carlos Delclaux: “Entiendo la innovación no como una opción sino como una obligación”

09.02.2020 | 17:45
Carlos Delclaux Zulueta

V Vodafone Deia Innovation Sariak 2019

bilbao - La empresa vasca Vidrala ha sido galardonada en los premios anuales Vodafone DEIA Innovation Sariak 2019 en la categoría de Innovación Industrial. Con el apoyo de Vodafone y la colaboración de Innobasque, la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, DEIA resalta el poder innovador del tejido empresarial e institucional vasco.

¿Qué hace Vidrala para ser merecedora de este galardón?

-Esa es una pregunta que no debo contestar yo, hay que dejarla para el jurado que nos ha galardonado. Si acaso, te diría que lo merecemos por la persistencia. Llevamos muchos años como una empresa industrial relevante en nuestro sector, sin hacer ruido, que no es nuestro estilo, pero manteniendo un rumbo industrial constante y ajeno a los ciclos económicos. Cuando hemos sufrido alguna crisis, y algunas cuantas hemos tenido en nuestros más de cincuenta años de historia, hemos reaccionado con una visión industrial y de largo plazo, invirtiendo. Tenemos las ideas claras. Tratamos de mantener la vista más allá del año siguiente.

La innovación al servicio de la industria, ¿qué aporta?

-Entiendo la innovación no como una opción, sino como una obligación. A nosotros nos aporta adaptación. Y la adaptación aporta futuro. Corren tiempos de cambio, la industria sufre procesos transformadores continuos. Es imparable. En este contexto, me pregunto: ¿Cuál es la alternativa a innovar? ¿Mantenerse estático, disfrutando de los réditos presentes temporalmente? Es un asunto de pura lógica empresarial.

¿Cuál es la estrategia innovadora que respalda Vidrala para alcanzar los objetivos marcados por la compañía?

-Nosotros entendemos la innovación principalmente como un medio para mejorar competitividad. Y la competitividad, en nuestro sector, es la receta para la supervivencia. Así de simple. Por ello, vamos a invertir. Y lo vamos a hacer mediante un plan de más de quinientos millones de euros destinado a modernizar e innovar en nuestras instalaciones industriales. Y como se trata de mejorar nuestra competitividad y optimizar el servicio a nuestro cliente, vamos a priorizar inversiones en nuestras instalaciones en Reino Unido y Portugal, que son aquellas que mejor posicionamiento competitivo presentan en la actualidad.

Merecedores del premio DEIA Innovation Sariak a la categoría de Innovación Industrial.

-Sinceramente, cuando me comunicaron el galardón, tenía un conocimiento limitado sobre los premios. Seguramente, estamos demasiado centrados en lo nuestro. Rápidamente advertimos su relevancia, la calidad de los galardonados anteriores en sus cinco ediciones. Es un honor. Un reconocimiento que hago extensible a todos los que forman parte de Vidrala.

¿La relevancia de los premiados en esta edición, al igual que en las anteriores, es reflejo de cómo se está trabajando en Euskadi en materia innovadora?

-Espero que sí. Nuestra historia industrial es extraordinaria. Y se ha reflejado en nuestro presente. Lo que hoy disfrutamos es la consecuencia de unas decisiones de inversión tomadas por empresarios valientes hace décadas, que apostaron su conocimiento y su capital por proyectos industriales arriesgados. Garanticemos que las condiciones que hicieron aquello posible, se mantienen.

¿Es importante reconocer el esfuerzo de empresas e instituciones en innovación?

-Sin duda. Y lo agradecemos mucho. El apoyo institucional existe. Pero, sobre todo, en mi opinión, de cara a las instituciones, es importante para la empresa vasca poder desarrollarnos en un marco social y regulatorio estable. Tomamos decisiones de inversión con grandes consecuencias a muy largo plazo. Necesitamos confianza en el contexto social y predictibilidad en los marcos regulatorios. De lo contrario, se cultivará la prudencia, se estará minando la ambición industrial.

¿Se está trabajando en Euskadi para dotar al sector industrial de infraestructura necesaria para llegar a ser un territorio puntero en materia innovadora?

-Espero que sí. El tejido industrial vasco es extraordinario. Nos lo reconocen allá donde vamos. Tenemos una oportunidad extraordinaria. No la perdamos.

¿Hacia dónde avanza el sector del vidrio?

-Hacia el futuro. Hacia el porvenir del consumo. El packaging es una parte esencial de la sociedad actual. Sin un sistema de envasado eficiente, muchos de los productos que hoy disfrutamos en nuestro consumo cotidiano no estarían disponibles. El envase conecta el origen de la producción con el destino de consumo, permitiendo una distribución eficiente, preservando el producto, mitigando las mermas y permitiendo que el sistema alimentario sea sostenible. Dentro de esta cadena, el vidrio juega un papel crucial. Tenemos un material incomparable. El paradigma de la sostenibilidad. El vidrio es plenamente reciclable, infinitamente.

¿Es el vidrio la apuesta de futuro?

-Es la alternativa al plástico, cuyo impacto ambiental, cuya falta de reciclabilidad está generando un rechazo social que va a ser imparable. Además, el vidrio es el material saludable por antonomasia, puesto que garantiza la preservación del producto en sus mejores condiciones, el máximo tiempo posible. Y es transparente, es natural, es atractivo. Disfrutémoslo, consumamos en vidrio.

¿Habría que entender la innovación como herramienta productiva?

-Es una herramienta, sin duda necesaria pero seguramente no suficiente. Se debe combinar con un acceso a fuentes de producción competitivas, con un contexto que permita inversiones industriales de largo plazo y, sobre todo, con actitud. Sin las personas, incluso hoy, en la sociedad moderna digital y de la automatización, nada es posible.

Descríbame la cultura innovadora vasca.

-Innovadora, emprendedora, transformadora y ambiciosa. El legado de nuestra historia y el tejido de nuestro presente, nos califican. No lo perdamos.