nueva estrategia

Los consejeros británicos de Zegona se incorporan a Euskaltel

En la junta extraordinaria de accionistas de mañana que marcará el inicio de la nueva etapa

09.02.2020 | 08:37
El presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, en una anterior junta de accionistas.Foto: B. Guerrero

En la junta extraordinaria de accionistas de mañana que marcará el inicio de la nueva etapa

BILBAO - El grupo vasco de telefonía Euskaltel celebrará mañana una junta de accionistas extraordinaria que confirmará la entrada de la británica Zegona como primer accionista y la nueva estrategia de la entidad. En la junta se tendrá que ratificar el nombramiento del nuevo consejero delegado José Miguel García y la incorporación como consejeros de los máximos responsables del fondo británico, Eamonn O'Hare y Robert W. Samuelson. En el orden del día se incluye establecer en 13 el número de miembros del consejo de administración de Euskaltel, uno más que hasta ahora.

En concreto, en la junta de la compañía presidida por Alberto García Erauzkin se ratificará el nombramiento del que fuera máximo responsable de la gestión de Jazztel, José Miguel García, como consejero ejecutivo por el plazo de cuatro años. Como se recordará, la entrada de García como primer ejecutivo de la empresa vasca que integra a Euskaltel, R y Telecable, es una de las primeras medidas adoptadas tras la toma de control del grupo por parte del fondo británico Zegona, que ha pasado a ser el primer accionista del operador telefónico, con el 20,94% de las acciones, superando a Kutxabank, que mantiene un 19,88%.

Por otra parte, en la junta de mañana miércoles se ratificará también el nombramiento de Eamonn O'Hare y Robert W. Samuelson como consejeros dominicales, ambos propuestos por Zegona.

Así, las cosas, la junta de accionistas de mañana marcará oficialmente la nueva etapa de Euskaltel, un recorrido cuyo primer objetivo es crecer rápidamente en el mercado telefónico del Estado español y aumentar la cotización de las acciones en Bolsa que ayer cerraron a 8,25 euros, con una caída del 1%, lo que deja el valor de la compañía en el mercado en unos 1.450 millones de euros.

Además de crecer, los nuevos dirigentes de Euskaltel quieren ahorrar costes en la organización y la incógnita, según los trabajadores, está en cuántos puestos de trabajo se puede reducir la plantilla. García ha dejado caer que quiere evitar las duplicidades entre las tres empresas que conforman el grupo -la vasca Euskaltel, la gallega R y la asturiana Telecable- y pasar de un modelo de tres compañías a un modelo único en cuanto a red, sistemas, atención al cliente, modelo comercial etc. De hecho días pasados ya ha puesto en marcha una campaña comercial para el verano idéntica en los tres mercados citados con el cocinero Karlos Arguiñano de estandarte.

El nuevo modelo se centra en el objetivo de ahorrar costes aunque manteniendo las tres marcas en sus territorios naturales, País Vasco, Galicia y Asturias. Falta por saber con qué marca se realizará la expansión en el Estado español. El anterior equipo directivo contaba con R y el actual baraja la alternativa de Virgin. Y también está por confirmar si los precios se van a equiparar y si se atisba una subida de tarifas en el horizonte.

Dividendos Por otra parte, el consejo de administración del Grupo Euskaltel acordó en su reunión del día 7 de mayo fijar el día de hoy, 9 de julio, como fecha de pago de un dividendo complementario de 0,17 euros brutos por cada acción, con cargo a los resultados del pasado ejercicio 2018, lo que supone un desembolso de unos 30 millones de euros. La distribución de este dividendo correspondiente al ejercicio de 2018 fue aprobada por la junta ordinaria de accionistas de Euskaltel del pasado 1 de abril. En total, con el dividendo a cuenta, la compañía vasca repartirá entre sus accionistas 55 millones, lo que supone una rentabilidad del 4,2% sobre el precio medio.

noticias de deia