VI Jornadas Finacieras

Laboral Kutxa y BBVA perciben oportunidades de crecimiento e inversión

Las jornadas de Deusto Business School analizan la situación de la economía

08.02.2020 | 20:06
Joseba Madariaga se dirige a los asistentes de las VI Jornadas Financieras Deusto Bussiness School.

Las jornadas de Deusto Business School analizan la situación de la economía

BILBAO. El jefe de Estudios de Laboral Kutxa y profesor de Deusto Business School, Joseba Madariaga, y el director de Inversiones de BBVA, Banca Privada, Enrique Mazaruela, descartaron ayer una recesión a corto plazo y aseguraron que sigue habiendo oportunidades para el crecimiento tanto a nivel de la economía como en el mundo de la inversión.

Madariaga y Mazaruela protagonizaron la primera sesión de las VI Jornadas Finacieras Deusto Business School, que cuenta con DEIA como medio colaborador oficial. Ambos compartieron espacio y una lectura común de las perspectivas económicas. El profesor de la Universidad de Deusto se centró en las perspectivas macroeconómicas. Pese a que las grandes incertidumbres siguen sin despejarse, Madariaga reconoció que seguramente es más sencillo prever lo que va a suceder en la economía que en los mercados. Tras un bienio 2016-2017 "particularmente bueno" y con un "dinamismo económico extraordinario" en Euskadi, las cosas "empezaron a torcerse" en la última parte de 2018.

"Se ha roto la sincronía del crecimiento entre Europa y Estados Unidos. El PIB europeo se ralentiza, mientras el americano siguen creciendo", explicó el director de Estudios de Laboral Kutxa. En ese contexto, añadió que, tras una crisis de la magnitud de la anterior, "parece pertinente preguntarse si esto acabará en recesión". Responder a esa cuestión no es nada sencillo, pero Madariaga descartó una caída de la economía a corto plazo. El desacoplamiento de las políticas monetarias del Banco Central Europeo y la Reserva Federal estadounidense junto a los "intensos choques de fuerzas de carácter económico y político", condicionan el panorama en el que las empresas desarrollan su actividad. La guerra comercial entre EE.UU. y China, que parece en fase de resolución a pesar de la dificultad de hacer previsiones con Trump, el Brexit, que sigue sin resolverse, o el auge de los populismos en Europa, son esas cuestiones que marcan el paso a la economía.

Con esos ingredientes sobre la mesa y los índices que reflejan el crecimiento de los diferentes sectores, Madariaga insistió en que se debe descartar una nueva crisis en un plazo de dos años. Sin embargo, según los patrones registrados históricamente, la economía podría entrar en una fase de recesión, mucho más moderada que la última, en 2021.

En cuanto a la política monetaria del BCE, el profesor de Deusto Business School consideró que es posible que la subida de tipos prevista para finales de este año, podría retrasarse al inicio de 2020 debido a que los precios no están subiendo como se había previsto. Según explicó, la Autoridad Monetaria de la eurozona podría redefinir en el futuro el objetivo de inflación mínima, situado en estos momentos en torno al 2% pero ligeramente por debajo, y aplicar ese umbral del 2% como media para periodos plurianuales.

Por su parte, el director de Inversiones de BBVA Banca Privada, Enrique Mazaruela, reconoció que el punto máximo en los mercados financieros se registró entre finales de 2017 y principios de 2018 y que por ello han entrado en fase de declive.

"Estamos en un ciclo maduro, pero los ciclos no mueren de viejos, sino porque se producen desequilibrios y posteriormente tensiones inflacionistas, y no vamos por ahí", destacó.

Partiendo de la base de que "la economía financiera debe reflejar la economía real", Mazaruela considera que no hay que preocuparse de momento por la fase de crecimiento. En su opinión, las oportunidades de inversión están en los bonos de los países emergentes, primados por su rentabilidad histórica y por el bajo precio del dólar, y también en la renta variable. Según explicó, el beneficio por acción "está estancado" y eso hace que haya valores atractivos en el mercado. Títulos de empresas que registraron el año pasado un crecimiento "espectacular" del beneficio sin que ello tuviera reflejo en su evolución bursátil. De modo, que la Bolsa crecerá, según los cálculos del BBVA, entre un 5 y un 10% este año. La digitalización de las finanzas será el tema de las Jornadas Financieras de Deusto Business School la próxima semana.