Kaiku mira hacia arriba

El club sestaoarra quiere dejar de lado la parte baja de la Eusko Label Liga y aspira a luchar por entrar en la segunda tanda. La cantera, reforzada con media docena de fichajes, será el bloque de la ‘Bizkaitarra’

09.02.2020 | 03:30
Los remeros de Kaiku, antes de un entrenamiento. Fotos: Borja Guerrero

El club sestaoarra quiere dejar de lado la parte baja de la Eusko Label Liga y aspira a luchar por entrar en la segunda tanda. La cantera, reforzada con media docena de fichajes, será el bloque de la ‘Bizkaitarra’

KAIKU quiere dejar en el olvido la mala temporada pasada. Dejar de mirar hacia atrás y concentrarse exclusivamente en crecer. Los problemas económicos obligaron al club sestaorra a realizar una reconstrucción drástica. Con una plantilla cogida con alfileres y una juventud extrema para la Eusko Label Liga, el otrora devorador de banderas, pasó a ser un superviviente. La salvación era un objetivo vital y una vez cumplido, llegó la hora de crecer. Los prometedores jóvenes salidos de la cantera tienen un año más de horas de mar y los nuevos fichajes llegan para aportar desde el primer día. Kaiku quiera dar continuidad a su bloque, pero el encargado de liderar a la Bizkaitarra este curso será diferente. La época de José Luis Korta llegó a su fin y la responsabilidad de sustituir al entrenador de Ortzaika será para el cántabro Carlos Rodríguez.

Korta y Kaiku formaron un binomio histórico. Un hombre unido a la historia de un club. Entrenador en los momentos más gloriosos y un nombre que quedará guardado en la memoria de la Bizkaitarra. Pero en la Eusko Label Liga no hay tiempo para la añoranza. Los sestaoarras cierran el capítulo e inician la época de Carlos Rodríguez. El santanderino sabe lo que es entrenar a clubes de la ARC y este año se estrenará en la ACT. Lo hará en la Bizkaitarra, club donde estuvo remando la temporada pasada y en una etapa anterior que duró cinco años. "Es una responsabilidad estar en Kaiku y en la ACT. Además de suplir a José Luis, con lo que es él y ha sido para el club. Aunque lo afronto con ganas y trabajo. Estos es remo y tampoco hay mucho misterio. Toca entrenar duro y no cometer errores para no meternos en apuros", cuenta Rodríguez. El cántabro quiere dedicarse al cien por cien a sus labores de entrenador y su intención es salir de las tostas para dirigir a su cuadrilla desde fuera.

El cambio de entrenador es la principal novedad de la Bizkaitarra, aunque en Kaiku no solo tienen que afrontar esta variación. El grupo de canteranos se mantiene, pero en la columna vertebral del equipo de 2018 hay cambios significativos. "Seis titulares del año pasado, incluyéndome a mí, no vamos a bogar. Pero a rey muerto rey puesto y hemos traído cuatro gallegos, un malagueño que remó en Zierbena y un chaval de Deusto. Creo que podemos dar un salto de calidad porque hemos podido entrenar mejor que el año pasado", declara el técnico cántabro. El curso pasado los problemas económicos de Kaiku provocaron que las incorporaciones llegaran más tarde y costó coordinar mejor el bote.

CRECER DESDE LA CANTERA Otra de las ventajas con la que espera contar Kaiku es con el crecimiento de sus propios remeros. Un año en la ACT vale mucho y más en las edades tempranas. "El año pasado tuvieron que bogar mínimo tres o cuatro remeros de titulares con 18 años. Ya se les nota físicamente la mejora del año pasado a este y parece que van a aguantar mejor la temporada", cuenta Rodríguez. Esa hornada de jóvenes valores es una de las esperanzas a largo plazo de la Bizkaitarra. La crisis económica obligó a cambiar el rumbo de la trainera y la cantera pasó a tener una importancia capital. "Si estos chavales evolucionan lo que está marcado, en un par de años tendremos un bote prácticamente entero de canteranos y de fuera sería necesaria menos gente", opina el entrenador.

El crecimiento controlado es uno de los objetivos de Kaiku. Subir poco a poco y dar pequeños saltos de nivel año a año. Por ello, mejorar los resultados de la temporada pasada es el objetivo principal que se marca el entrenador cántabro: "El año pasado era importante porque en caso de descender se hubiera ido al traste el trabajo de muchas temporadas y este es importante afianzarse. Tenemos que dar el callo para que los chavales se asienten y que se vea que Kaiku es un club donde se puede venir a mejorar". A la hora de mirar posiciones, Rodríguez espera entrar en la segunda tanda, pero sabe que no puede haber ninguna relajación porque "si cometemos errores podemos estar los décimos, undécimos o duodécimos". Kaiku quiere dar un paso adelante, pero este curso la Eusko Label Liga se presenta tremendamente igualada en todos los frentes y cualquier despiste puede ser fatal.

Uno de los grandes logros de Kaiku es haber solucionado parte de los problemas económicos. "La verdad es que parece que se han vuelto a regular las cosas de patrocinadores y otro tipo de gestiones. Hasta ahora no hemos tenido ningún problema y eso también nos da tranquilidad", declara Rodríguez. Así, con todos los factores externos estabilizados y con la única preocupación centrada en el agua, Kaiku busca dar otro paso más tras su reciente reconstrucción.

la plantilla

Carlos Rodríguez

Vicente Carpintero No propio

Pello García de Andoin Canterano

Remeros

Asier Alonso No propio

David Costa No propio

Álvaro Crespo Canterano

Egoitz Fernández Canterano

Daniel García Canterano

Jon Donnino García No propio

Cristofer González No propio

David Iglesias No propio

Néstor Martínez Canterano

Xabier Mielgo Canterano

Unai Mielgo Canterano

Adrián Miramón No propio

Pablo Miranda No propio

Beñat Moreno Canterano

Martín Novais No propio

Pablo Novo Canterano

Andoni Pedrosa Propio

Iñigo Pelayo Canterano

Solayman Rahhou Canterano

Mikel Robredo Canterano

Ángel María Rodríguez Canterano

Carlos Rodríguez Canterano

Iñigo Sánchez Canterano

Eneko Zabala No propio