Zabaleta vuelve a acabar con la emoción

Elezkano y el de Etxarren vencieron a Urrutikoetxea y Aranguren, que aguantaron igualados hasta que el navarro cogió el mando del partido

23.12.2021 | 01:06
Danel Elezkano se dispone para golpear el cuero ante Mikel Urrutikoetxea.

Urrutikoetxea-Aranguren 12

Elezkano II-Zabaleta 22

Duración: 47:45 minutos de juego.

Saques: 3 de Urrutikoetxea (tantos 2, 5, 8) y 1 de Elezkano II (tanto 22).

Faltas de saque: 1 de Elezkano II.

Pelotazos: 308 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 4 de Urrutikoetxea, 6 de Elezkano II y 8 de Zabaleta.

Errores: 2 de Urrutikoetxea, 5 de Aranguren, 2 de Elezkano II y 1 de Zabaleta.

Marcador: 1-2, 6-3, 7-7, 8-8, 9-10, 9-11, 10-15, 10-16, 11-17, 11-18, 12-19, 12-20 y 12-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la liguilla de los cuartos de final del Parejas de Primera disputado en el frontón Uarkape de Arrasate. Tres cuartos de entrada. En el primer partido, Bengoetxea VI-Larunbe ganaron a Artola-Aretxabaleta (22-18).

 Se activó José Javier Zabaleta y se desactivó el partido. El zaguero de Etxarren metió una marcha más para acabar con toda la emoción y convertirse en el dueño y señor de cada tanto. Fue el mejor en la victoria junto a Danel Elezkano ante Mikel Urrutikoetxea y Aitor Aranguren por 12-22. La resistencia colorada aguantó hasta el 8-8, hasta que Zabaleta impuso su ley. Una vez comenzada la lluvia de pelotazos los azules despegaron hasta la victoria. El guardaespaldas de Aginaga acabó claramente superado y condenado a vivir pegado al rebote. Por su parte, Mikel Urrutikoetxea fue víctima de la falta de oportunidades generadas por el juego de sus rivales y su incidencia disminuyó con el paso del partido. Con este triunfo, los de Aspe logran su quinto punto en seis partidos y se encaraman a lo más alto de la clasificación del Parejas, a la espera de lo que hagan el sábado Iker Irribarria y Beñat Rezusta.

Zabaleta jugó un partido de menos a más. Y ya van unos cuantos. El zaguero de Etxarren creció a cada pelotazo. Sin jugar ni mucho menos un mal partido en los primeros compases, fue entrando en calor y con el 8-8, una salvada de mucho mérito, entró en ebullición. Ahí se vio de nuevo a ese pelotari capaz de cambiar los encuentros prácticamente él solo, sin rival en los cuadros traseros y dirigiendo magistralmente los ritmos de los tantos para desactivar toda estrategia colorada. Zabaleta fue el estilete y Elezkano el compañero perfecto. El delantero de Aspe cumplió con creces en su papel. Superado por Urrutikoetxea en las distancias cortas, buscó alargar el pelotazo y evitar los problemas la mayoría del tiempo. Aunque Elezkano no solo es un seguro de vida, también rebosa calidad en sus remate y dejó varias pinceladas de mucho brillo para sumar tantos de mucha importancia.

Zabaleta se coronó como el protagonista del partido, pero ese papel bien pudo ser también para Urrutikoetxea. Solo la exhibición del etxarrendarra en la segunda parte del choque dejó sin la gloria al todoterreno de Zaratamo. En los primeros tantos, el delantero de Baiko manejó el partido a sus anchas. Sin miedo al error, tiró de galones y movió a sus adversarios de un lado al otro de la cancha para sumar varios tantos. Además, hizo mucho daño con su saque lejano. Zabaleta no encontró la clave para restar los disparos iniciales de Urrutikoetxea y en un par de ocasiones sus derechazos se enredaron en la red superior que cubría la cancha de Uarkape de Arrasate. Los de Baiko se fueron hasta el 6-2, pero ahí Elezkano apareció al rescate con varios remates de mucho mérito y jugando de forma muy inteligente en la defensa (6-7).

Urrutikoetxea tuvo en su mano el 9-7, pero Zabaleta apareció de la nada para conseguir el tanto con una salvada espectacular. Ese tanto fue el punto de inflexión del día. El despertador del etxarrendarra. El guardaespaldas navarro subió en sus prestaciones. Más violento con la pegada y con su habitual precisión. Con muy pocos pelotazos, los azules empezaron a abrir hueco (9-15). Urrutikoetxea respondía de aire tratando de cambiar el ritmo del partido, pero la pelota llegaba a Zabaleta que la situaba cerca del frontis en la mayoría de las ocasiones. Difícil papeleta para los colorados y mucho viento a favor para los azules. El partido ya no cambió y los de Aspe sumaron su quinto triunfo en el Parejas.

noticias de deia