Cumpleaños de ensueño

Peio Etxeberria vence a Jokin Altuna y hoy podría conseguir el pase a las semifinales de la 'jaula'

17.10.2021 | 00:38
Etxeberria festeja. Foto: Arnaitz Rubio

Altuna III18

Etxeberria22

Duración: 54:56 minutos de juego.

Saques: 6 de Altuna III (tantos 3, 8, 9, 10, 15, 18) y 3 de Peio Etxeberria (tantos 15, 16 y 22).

Pelotazos: de Altuna III y 2 de Peio Etxeberria.

Tantos en juego: 8 de Altuna III y 13 de Peio Etxeberria.

Errores: 4 de Altuna III y 2 de Peio Etxeberria.

Marcador: 1-4, 5-5, 6-6, 10-7, 11-7, 11-8, 12-9, 14-12, 16-13, 17-18, 18-19 y 18-22.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Gorka Altuna (con su primo, Jokin) y Rubén Ayarra (con Peio Etxeberria). Incidencias: Partido correspondiente a la liguilla de los cuartos de final del Cuatro y Medio de Primera disputado en el Frontón Municipal de Bergara. Lleno. En el primer partido, Elezkano II-Zabaleta ganaron a Irribarria-Rezusta (22-11).

Peio Etxeberria vivió una tarde de película. En el día de su cumpleaños, con el frontón de Bergara lleno y ante el vigente campeón, Jokin Altuna, firmó uno de los partidos de su carrera. El zenoztarra sorprendió al favorito, que no encontró regularidad en su juego, y venció por 18-22 en un encuentro en el que supo calmar los nervios en la parte más tensa. La victoria ya fue todo un premio para Peio Etxeberria, que no escondió su felicidad, pero este triunfo llegó también con un gran paso hacia las semifinales. Con dos victorias en su haber, el delantero navarro podría clasificarse hoy para la siguiente ronda si Oinatz Bengoetxea vence a Aitor Elordi en Bilbao.

El alto ritmo fue el arma de Peio Etxeberria. Siempre dispuesto a meter velocidad a la pelota y a crear un escenario en el que Altuna no se sintiera cómodo en ningún momento. Se jugó el partido que más benefició al navarro y el amezketarra estuvo lejos de su mejor nivel. Sin encontrar una línea de juego regular y jugando a tirones, no consiguió una tacada que resultara definitiva y en el cara a cara final, el zenoztarra fue capaz de cerrar el partido a su favor.

Aunque para ganar, el delantero navarro tuvo que sufrir. Derrotar a un pelotari como Altuna no es sencillo, ni cuando no tiene su mejor día. El amezketarra se agarró al saque y a partir de ahí y de su gran defensa fue consiguiendo tantos poco a poco. Sin brillar pero sin errar, el campeón se marchó hasta el 16-12. Sin embargo, Peio Etxeberria no tiró la toalla. Una elaborada jugada le devolvió el saque y a partir de ahí controló cada tanto para remontar primero y llevarse una victoria de mucha importancia.

noticias de deia