Inicio con exhibición de Urrutikoetxea y final con susto

Urrutikoetxea vence a Jaka por 22-18, pero el lizartzarra cerca está de realizar una gran remontada tras pasar del 21-5 al resultado final

13.10.2021 | 00:11
Mikel Urrutikoetxea celebra su victoria ante Erik Jaka en el Beotibar de Tolosa.

Urrutikoetxea 22

Jaka 18

Duración: 53:29 minutos de juego.

Saques: 4 de Urrutikoetxea (tantos 2, 13, 14, 20) y 2 de Jaka (tantos 12, 15).

Faltas de saque: 1 de Jaka.

Pelotazos: 219.

Tantos en juego: 14 de Urrutikoetxea y 10 de Jaka.

Errores: 4 de Urrutikoetxea y 4 de Jaka.

Marcador: 1-1, 2-2, 3-3, 16-4, 17-5, 21-6 y 22-18.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Jon Erasun (con Urrutikoetxea) e Iraitz Olaetxea (con Jaka).

Incidencias: Partido correspondiente a la liguilla de los octavos de final del Cuatro y Medio de Primera disputado en el frontón Beotibar de Tolosa. Lleno. En el primer partido, Víctor-Tolosa ganaron a Artola-Aranguren (22-11).

La tranquilidad inicial y la confianza de Mikel Urrutikoetxea en la primera parte del partido se trasformaron en nervios y dudas en el desenlace del choque. De estar a punto de culminar una exhibición con un resultado abultado, a estar cerca de vivir una remontada de las que son recordadas. El zaratamoztarra llegó a ir ganando a Erik Jaka por 21-5, pero no llegó a finiquitar el partido y su rival, haciendo mucho daño con el disparo inicial, llegó hasta el cartón 18. Pocas veces habrá celebrado el delantero vizcaino una falta de saque del rival como la realizada por el lizartzarra en el 22-18. Fue la liberación definitiva tras vivir unos momentos llenos de tensión. Esta victoria deja dos caras para Urrutikoetxea. Por un lado la demostración de que puede jugar a un nivel extraordinario y arrollar a cualquier rival, aunque también acabar con el rival apretando y dejando escapar trece oportunidades para cerrar el partido, no es la mejor manera de finalizar un partido.

Pese al susto final, Urrutikoetxea también dejó muchos motivos para afrontar con confianza el resto de partidos. Su puesta en escena fue sobresaliente. Dominó todos los recursos del juego y el propio Jaka reconoció tras acabar el partido que su rival había jugado "perfecto". El zaratamoztarra dominó sobre todo gracias al peloteo. Metió mucha velocidad a la pelota y eso le permitió coger en la mayoría de las ocasiones el centro de la pista. Desde ahí solo tuvo que decidir. Buscar la mejor opción y castigar una y otra vez a su adversario. Pero no solo con el viento a favor estuvo acertado Urrutikoetxea. También en las situaciones más críticas consiguió salir bien parado. El pelotari vizcaino hizo daño con el saque y en los restos que Jaka logró devolver con ciertas garantías, se sacó grandes recursos de la manga para acabar de manera espectacular los tantos.

Esta manera de jugar anuló completamente a Jaka, que comenzaba su participación en el presente Cuatro y Medio y se encontró con un rival que no le permitió ni el más mínimo error. El lizartzarra no encontró una línea regular en su juego y cada vez que se enzarzó en un intercambio de poder con Urrutikoetxea salió derrotado. Poco a poco la distancia fue agrandando y el zaratamoztarra se fue hasta el 21-5. Ahí tuvo su primera oportunidad para cerrar el partido, pero falló al buscar al aire y no pudo ni contactar con la pelota. El saque volvió a Jaka y el partido cambió de golpe.

Madurar los tantos ya no era una opción para Jaka. Necesitaba cambiar algo y buscar el remate a la mínima fue su decisión, algo que el lizartzarra domina a la perfección. Agarrado al riesgo, el vigente subcampeón de la jaula sacó mejor y eso le permitió encadenar tantos de manera consecutiva. La distancia cada vez fue menor y la semilla de la duda fue sembrada en el vizcaino, más nervioso a cada golpe rival. Jaka llegó a colocarse a tres tantos, pero entonces su saque se fue largo. Urrutikoetxea celebró con entusiasmo el sufrido punto y Jaka se quedó con la sensación de que podía haber estado más cerca.

noticias de deia