Jaka se medirá en la final del Cuatro y Medio a Altuna III

Vence a Ezkurdia en un partido marcado por las tacadas y se medirá en la final del Cuatro y Medio a Altuna III, al que ganó en el Manomanista

21.12.2020 | 01:12
Erik Jaka celebra su pase a la final del Cuatro y Medio tras ganar a Joseba Ezkurdia en el Astelena.

Jaka2 2

Ezkurdia 16

Duración: 43:18 minutos de juego.

Saques: 6 de Jaka (tantos 2, 4, 8, 11, 12 y 19) y 7 de Ezkurdia (tantos 1, 3, 6, 8, 9, 12 y 15).

Pelotazos: 202 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 12 de Jaka y 6 de Ezkurdia.

Errores: 3 de Jaka y 4 de Ezkurdia.

Marcador: 1-1, 11-2, 12-9, 13-10, 14-16 y 22-16.

Botilleros: No hubo botilleros.

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales del Campeonato del Cuatro y Medio de la LEP.M disputado en el frontón Astelena de Eibar, a puerta cerrada. En el primer encuentro, Irribarria-Ladis Galarza ganaron a Artola-Aranguren (21-22). En el tercero, Darío-Erostarbe vencieron a Peña II-Elizegi (15-18).

Erik Jaka vive el momento más dulce de su carrera. Está en racha. Hace un mes logró la txapela del Manomanista y la responsabilidad del colorado no le ha afectado lo más mínimo. Esa victoria solo significa motivación. Ni todo un especialista en el acotado como Joseba Ezkurdia, doble campeón del Cuatro y Medio y que tenía la opción de emular a Retegi II y Olaizola II con tres cetros consecutivos, fue capaz de detener la inercia del lizartzarra. El campeón manomanista superó en un duelo lleno de alternativas al arbizuarra. Tuvo en su mano el choque con su fulgurante inicio, supo sufrir cuando pintaron bastos y en el momento de cerrar el encuentro no falló (22-16). Con este triunfo, otra oportunidad de oro se cruza en el camino de Jaka, la posibilidad de ganar dos txapelas en un mes. En el horizonte espera el mismo rival de aquella vez, un Jokin Altuna que llegará con la intención de que la historia no se repita.

El del Astelena fue un choque entre dos pelotaris en un estado de forma excelso. Dos manistas que llegaron repletos de confianza tras vencer en sus respectivas finales. Esto provocó un duelo lleno de alternativas. Fue una montaña rusa en la que los dos tuvieron sus rachas positivas y sus momentos de crisis. El saque, como en muchos encuentros individuales, ejerció de factor desequilibrante y provocó importantes tacadas. El encuentro tuvo un desarrolló marcado en tres etapas. El buen inicio de Jaka, la reacción de Ezkurdia y el desenlace del lizartzarra.

El disparo inicial ganó importancia ya con los primeros pelotazos. Ezkurdia golpeó primero con un saque (0-1), pero Jaka no tardó en recuperar la iniciativa e imponer su juego en los compases iniciales. El lizartzarra acertó mucho con el disparo inicial y cada uno de los pelotazos aterrizó cerca de la pared. Fue una pequeña ventaja, que se convirtió en un quebradero de cabeza con el segundo golpe. El delantero de Arbizu sufrió mucho durante esta fase del choque. No acertó a la hora de devolver el golpe y cuando lo hizo se encontró con un rival que no perdonó ni una. Jaka acertó a la hora de defenderse cada vez que Ezkurdia quiso meter velocidad al juego con sus golpes bajos y en el momento que tuvo una pequeña opción sacó sus buenas dotes rematadoras para sumar cartones y marcharse directamente al 11-1.

Pese al contundente resultado, Ezkurdia no tiró la toalla. Los campeones están forjados a base de momentos complicados y en el camino del arbizuarra hay dos txapelas en la jaula. Motivo más que suficiente para no confiarse hasta llegar al cartón número 22. Con 11-1 en el marcador y Jaka en estado de gracia, Ezkurdia cambió el partido con un solo golpe. Se adelantó en el saque y con un gran sotamano pilló con el pie cambiado al delantero de Lizartza. A partir de ahí, los tantos cortos quedaron atrás y los dos pelotaris se fajaron en un duelo marcado por el peloteo. Ahí, el voleista navarro se mostró más entero y fue creciendo poco a poco. Del 11-1 se pasó al 12-9 y luego Ezkurdia remontó el encuentro hasta llegar al 13-16. Fue su momento, pero no lo aprovechó y Jaka ya no regaló más.

El delantero guipuzcoano aprendió la lección y ya no permitió más volteretas en el marcador. Otra vez con el saque y el segundo pelotazo como armas principales, Jaka llevó el choque a su terreno. Los remates del de Lizartza sacaron de su zona de confort a Ezkurdia y los cartones empezaron a subir a favor del colorado. El arbizuarra lo intentó, pero varias precipitaciones y la calidad de Jaka le hicieron marcharse del choque sin sumar ningún cartón más.