Un regreso repleto de dudas y novedades

La pelota mano vuelve a la actividad con el Masters CaixaBank y medirá por diferentes sedes a ocho parejas mixtas hasta finales de septiembre

24.06.2020 | 01:30
Temporada de verano en el frontón Bizkaia de Bilbao

bilbao – La pelota vuelve en verano y lo hace con una vorágine de partidos. Las empresas suplen la caída de los festivales estivales con el Masters CaixaBank, un torneo con el formato y la esencia del Parejas pero que estará compuesto por combinaciones en las que los pelotaris de Aspe y de Baiko se mezclarán para ofrecer algo diferente en esta esperada reanudación. El torneo arrancará hoy en el Astelena de Eibar a partir de las 18.00 horas y durará hasta finales de septiembre. Catorce jornadas de liguilla, dos semifinales y una final para dar respuesta a este verano diferente. Ezkurdia-Aranguren y Altuna III-Imaz, que abren hoy el torneo en Eibar; y Urrutikoetxea-Irribarria, Olaizola II-Zabaleta, Elezkano II-Aretxabaleta, Artola-Rezusta, Bengoetxea VI-Martija y Jaka-Albisu son las parejas diseñadas para el Masters CaixaBank.

Los pelotaris están con ganas de volver a jugar. Son muchos meses sin sentir la adrenalina de los partidos y esa ilusión por volver a vestirse de blanco domina a la mayoría de los manistas. "Estoy con ganas de empezar, como todos los pelotaris. Se hace duro estar tres meses sin jugar pero parece que la pelota y otros deportes vamos a volver y eso es buena señal para todos", comentó en la presentación del Masters Mikel Urrutikoetxea. Cada pelotari llevó esta situación de una manera diferente y todos intentaron mantenerse en el mejor estado de forma físico para afrontar la reanudación. "Vivo en un caserío apartado del pueblo y en el aspecto físico no he tenido ningún problema. Quizás hasta haya hecho más que otras veces y estoy más fino aunque tengo un poco menos de fuerza. Ya recuperaremos pero lo que ha sido diferente ha sido en el aspecto técnico", declaró Danel Elezkano.

La incertidumbre marca el estado de forma de los pelotaris. Falta comprobar su rendimiento a la cancha y trasladar ahí ese trabajo físico realizado en los meses anteriores. "No tengo ni idea de cómo llego. Hemos estado entrenando durante el confinamiento pero nos han sacado tarde del ERTE y no he podido entrenar todo lo que quería", reconoció Irribarria. Esa falta de ritmo de juego y la posibilidad de lesionarse es uno de los temores de los pelotaris en esta reanudación, unas dudas que quedan apagadas con la ilusión de jugar.

Otra de las novedades será la reconversión de Irribarria en zaguero. Una opción ya utilizada por Aspe en momentos puntuales pero que nunca había sido testada en un torneo tan largo. El aramarra estará acompañado por Urrutikoetxea, que conoce a la perfección lo que es tener que cumplir ese papel. "Es un experimento y veremos a ver cómo sale. Jugar con Urruti es interesante y bonito. Espero que me pueda ayudar porque si ya es difícil pasar a zaguero estando bien, con tres meses parado lo es más", reconoció Irribarria. También llama la atención la pareja formada por Danel Elezkano y Andoni Aretxabaleta. Rivales en infinidad de ocasiones y amigos fuera de la cancha. "Nos conocemos desde jóvenes. Juntos no hemos jugado mucho pero en contra bastante y creo que así se conoce más todavía", opinó el markinarra.

"Es un experimento y veremos a ver cómo sale. Jugar con Urrutikoetxea es interesante y bonito"

iker irribarria

Delantero de Aspe

"Estoy con ganas de empezar, como todos. Se hace duro estar tres meses sin jugar"

mikel urrutikoetxea

Delantero de Baiko

noticias de deia