Bengoetxea VI - Imaz 22-16 Urrutikoetxea - Albisu

La baza de Baiko

Oinatz Bengoetxea y Ander Imaz se meten en la final de la feria de La Blanca después de ganar a Urrutikoetxea y Albisu en el Ogueta de Gasteiz

09.02.2020 | 11:45

Bengoetxea VI-Imaz 22
Urrutikoetxea-Albisu 16

Saques: 3 de Bengoetxea VI y 1 de Urrutikoetxea.

Faltas de saque: Ninguno.

Tantos en juego: 11 de Bengoetxea VI, 2 de Imaz, 8 de Urrutikoetxea y 1 de Albisu.

Errores: 3 de Bengoetxea VI, 3 de Imaz, 3 de Urrutikoetxea y 3 de Albisu.

Marcador: 1-0, 1-1, 1-2, 2-2, 3-2, 3-3, 4-3, 6-3, 6-6, 10-6, 10-7, 13-7, 13-8, 14-8, 14-10. 16-10, 16-15, 17-15, 17-16 y 22-16.

Incidencias: Semifinal de la feria de La Blanca disputado en el frontón Ogueta de Gasteiz. En el primer partido, Arteaga II-Eskiroz ganaron a Alberdi-Ibai Zabala (18-6). En el tercero, Víctor-Aretxabaleta vencieron a Laso-Larunbe (22-10).

Bilbao - "Nunca se está contento del todo", revela Oinatz Bengoetxea. La pregunta era sobre su verano, sobre cómo estaba transitando por el camino estival, en el que Baiko Pilota, que acordó la renovación del contrato del leitzarra en los primeros compases de la época ferial, únicamente premió su buena actuación en San Fermín con un envite desde julio. Fue el del pasado viernes en Ispaster, del que no guardará buen recuerdo tras perder por 22-9. En cualquier caso, en el tramo de mayor afluencia de compromisos, si bien tras la cita navarra el número no es tan goloso, la marca bilbaina no contó con el pelotari navarro, poseedor de la Triple Corona, y gran baza de la empresa, vistos los resultados en las últimas competiciones. Su fusión con Ander Imaz, con el que ya peleó en el Parejas frente a combinaciones de mayor potencial, se convirtió en una prueba de fuego para pegadores en San Fermín, alcanzando la final ante los inabarcables Ezkurdia-Zabaleta, que arrasaron en el choque por el cetro tras un torneo impecable (8-22). Por el camino del dueto de Baiko, considerado cenicienta, se estrellaron Irribarria-Martija (18-22) y Olaizola II-Albisu (8-22), piezas consideradas de caza mayor por nombre y juego.

En Ispaster se reenganchó Bengoetxea VI a la actividad después de dos semanas fuera de los focos, siendo uno de los nombres históricos de la pelota a mano. "Tan pocos partidos como este año no había jugado", cuenta el de Leitza, quien añade que "no estoy teniendo muchos estelares, pero Baiko está contando conmigo en las ferias, el año pasado sucedió lo contrario". Eso sí, su empresa le señaló para partir desde la parrilla de salida de la feria de La Blanca, en la que volvió a meterse en harina el lunes con Imaz, que está en un estado de forma estupendo. Aun así, el favoritismo recayó en Mikel Urrutikoetxea y Jon Ander Albisu, llamados a marcar el tiempo de cualquier partido. Asimismo, el zaguero de Ataun, quien admitió no haber hecho un "buen" San Fermín, consideró que la confianza de su empresa en julio le estaba devolviendo a una versión más entonada, que no terminó de cristalizar en el siempre complicado Ogueta de Gasteiz. Los azules no encontraron el camino a la final y acabaron trasquilados ante una combinación seria y con muy pocas fisuras.

La historia parece repetirse para Bengoetxea VI e Imaz, quienes no fueron "ni de lejos" favoritos en ninguna cita de San Fermín y, sin embargo, alcanzaron la final. Lo mismo sucedió en el tapete alavés, donde sus adversarios, de mayor caballaje, no fueron capaces de meterles mano. El delantero de Leitza y el zaguero de Oiartzun dominaron en todo momento el luminoso, alternando momentos de comodidad con una mitad de partido algo más apretada, pero que los colorados solventaron. "Sabemos que no vamos a ser de los favoritos, pero jugando tranquilo sacas lo mejor de ti", comentó Oinatz en la presentación de La Blanca. Dicho y hecho.

Sobre todo, Imaz, que tenía que lidiar con un purasangre de la talla de Albisu, completó una actuación notable, impulsando a su delantero, que terminó once tantos en juego (tres dejadas, una cortada, una escapada y seis remates de aire) y se anotó tres saques. Asimismo, en un envite en el que todos los protagonistas cometieron el mismo número de errores, tres, la labor de comandancia del de Oiartzun, en un punto alto de juego -ha ganado once de sus últimos catorce compromisos-, sustentó la imaginación de Bengoetxea VI, que sigue demostrando de qué madera está hecho. Urrutikoetxea y Albisu, que no dieron su mejor versión, navegaron a contracorriente sin encontrar boquetes. Se registraron cuatro empates (1-1, 2-2, 3-3 y 6-6), pero desde entonces los colorados se pusieron en órbita. Instalados 16-10, sus contrincantes se acercaron 16-15 y 17-16, pero una tacada finiquitó el debate, que se cerró con un zurdazo de Albisu al colchón. Oinatz e Imaz vuelven a ser la baza de Baiko.